Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Los cameos de Deadpool 2: De Brad Pitt a Matt Damon

Este viernes 18 de junio llega Deadpool 2 a las pantallas de toda España. Era mucha la responsabilidad sobre el mercenario bocazas de superar la primera entrega, y si no lo ha conseguido en esta segunda, poco le falta. La segunda entrega promete otras dos horas de carcajadas, acción a raudales, y muchas sorpresas, con un ritmo in-crescendo que se desata al final de los créditos finales. Sorpresas con numerosos cameos y menciones que hacen la delicia tanto del público general como de los amantes del Universo Cinematográfico Marvel. Así que ¡poned máximo esfuerzo y estad atento a los SPOILERS!

Algunos de esos cameos son evidentes, sin embargo otros no se dejan ver ni en los créditos, sin embargo tanto el guionista Rhett Reese a IGN, como Zazie Beetz (actriz que encarna a Domino) a Radio Timesconfirmaron la participación de actores como Matt Damon en Deadpool 2. Aunque el bueno de Matt, que ya se dejó ver en un simpático cameo en Thor: Ragnarok, no está solo en su escena, pues le acompaña Alan Tudyk, el flamante piloto de la Serenity en Firefly, donde actuó junto a Vanessa (Morena Baccarin).

La escena en cuestión es la que los dos paletos mantienen una “conversación profunda y trascendental” en su camioneta, antes de ser sorprendidos por Cable, recién llegado a 2018. Ninguno de ellos es reconocible dada la gran cantidad de maquillaje y protesis. En los créditos, aparece que a los paletos le dan vida Alan Tudyk y Dickie Greenleaf, el personaje ficticio de El Talento de Mr.Ripley, que originalmente interpretó Jude Law y a quien usurpó Matt Damon. El alter-ego perfecto para esconder su verdadera identidad, confirmada por los protagonistas antes mencionados.

Además de ellos, la maravillosa escena protagonizada por los X-Force nos dejó como casi colofón final la aparición de Brad Pitt, a quien apenas se le ve unos segundos mientras es electrocutado. Originalmente no íbamos a ver la identidad de Desvanecedor, sin embargo se les ocurrió la idea y a Pitt le encantó, de modo que a cambio de un café servido por el propio Ryan Reynolds, se prestó a rodar dicha escena.

Un Ryan Reynolds que puso máximo esfuerzo, pues también interpreta a otro de los personajes principales. La aparición de Juggernaut es otra de las grandes sorpresas, sumada a ver a casi todo el elenco de los X-Men durante una fracción de tiempo en la Escuela Charles Xavier. Según confirma Reese, Juggernaut está hecho entero de manera digital, y su voz la pone… sí, Ryan Reynolds. Normalmente había alguien del equipo montado en zancos para hacer de guía en algunas escenas, pero es un personaje hecho enteramente por CGI con capturas de movimiento facial del propio Reynolds.

También destacan otra serie de cameos, en forma de menciones. Y es que Josh Brolin, quien da vida a Cable en Deadpool 2, se presta a todo tipo de bromas. Y es que el bueno de Wade Wilson no se corta un pelo a la hora de llamarle Soldado de Invierno (debido a su brazo tecnoorgánico), Willy el Tuerto (en referencia a su también ojo tecnoorgánico y su inmortal debut en el cine en Los Goonies) o incluso Thanos, a quien él mismo interpreta tanto en Guardianes de la Galaxia como en Vengadores: Infinity War.

Y por supuesto, no nos podemos olvidar de la que posiblemente sea una de las mejores escenas post-créditos de la historia. Tras una pronta e hiriente mención al final de LoganHugh Jackman no podía faltar, pero tampoco el propio Ryan Reynolds, corrigiendo los numerosos errores del pasado.

¿Y qué pasa con Stan Lee?

Aunque su aparición es más que evidente, para muchos pasa desapercibido pues la acción se centra en otra parte de la pantalla. Mientras los X-Force dan caza al convoy que retiene a Russel (y Tom el negro), en un edificio podemos ver una gigantesca pintura en su pared con el rostro del “padre de todos”. Aunque es su única aparición en Deadpool 2, ya se dejó ver en la primera entrega como animador del prostíbulo, así como en No Good Deed, perteneciente a la promoción de esta secuela.

Autor: Moisés Valderas

Compartir este artículo en

Deja un comentario