Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Natalie Portman y la brecha salarial: cobró tres veces menos que su compañero

El problema de la brecha salarial existente entre hombres y mujeres es un problema global, que afecta a prácticamente todos los ámbitos laborales. En nuestro país, por ejemplo, las cifras indican que, efectivamente, las mujeres cobramos menos por el mismo trabajo realizado. Incluso en los empleos mejor pagados, como puede ser actriz en Hollywood,  se da esta situación. El último caso conocido es el de Natalie Portman.

La oscarizada actriz por Cisne Negro (2010) ha declarado en una entrevista para Marie Claire que llegó a cobrar tres veces menos que su compañero de reparto. Fue en la película Sin Compromiso –No strings attached en su idioma original-, donde Portman trabajó con Ashton Kutcher.

“Lo sabía y aún así seguí porque en Hollywood existe un sistema de “cotización”…Las suyas eran tres veces más altas que las mías por lo que me dijeron que debería cobrar tres veces más. No me cabree todo lo que debería haberlo hecho. No lo hice porque nos pagan muchísimo, así que resulta difícil quejarse, pero la disparidad es una locura”

Este sistema de cotización es lo que comúnmente conocemos como ‘caché’. Este motivo podría llegarse a comprender –aunque nunca justificar- si Natalie Portman fuese una desconocida frente al rey de las comedias románticas, pero no es así. En ese momento de ambas carreras, la popularidad y el caché de Natalie Portman era claramente superior: la actriz se hizo con su primer Oscar en esta etapa. Incluso si el rodaje se hubiese producido con anterioridad al Oscar y a Cisne Negro, su popularidad y su caché eran equivalente o superior al del actor.

Para que nos hagamos una idea de la brecha salarial en Hollywood, la actriz hace la siguiente comparación:

“En comparación con los hombres, en la mayoría de las profesiones, las mujeres hacen 80 centavos por cada dólar que ellos consiguen. En Hollywood, nosotras hacemos 30 centavos por cada dólar”

Finaliza su denuncia con lo siguiente:

“No creo que mujeres y hombres seamos más o menos capaces. Lo que tenemos es un claro problema de igualdad de oportunidades. Necesitamos ser parte de la solución, no perpetuar el problema”.

Esperemos que después de hablar alto y claro de esta problemática, muchas actrices se le sumen. Cuando Jennifer Lawrence habló sobre la brecha salarial en La gran estafa americana fueron muchas las voces que reclamaron una igualdad salarial real. Ya que Hollywood es un reflejo de nuestra sociedad occidental gracias a su cine, ojalá lo sea algún día también gracias a la igualdad de su industria.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario