Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

¿Quien ganará el Oscar…al mejor actor principal?

Steve Carell

Hace diez años, Steve Carell se presentaba ante el gran público interpretando a un cuarentón que a pesar de sus denodados esfuerzos aún no había perdido su virginidad, al tiempo que acumulaba seguidores en una sitcom televisiva que terminaría por adquirir la etiqueta de culto. El próximo domingo Carell disfrutará por primera vez de la gala de los Oscar como nominado al mejor actor principal por dar vida a un millonario con graves problemas de identidad. La progresión de su carrera parece evidente. no importa que en Foxcatcher se esconda tras tres horas diarias de maquillaje y una nariz postiza superlativa, Carell concentra todo el peso dramática de la película bajo sus espaldas, y la nominación es su reconocimiento.

Bradley Cooper

No hay duda de que Bradley Cooper ha caído en gracia a la Academia. Tercera nominación consecutiva tras un cuestionable bagaje interpretativo previo. En esta ocasión, ha ido sobre seguro poniendo cara, y sobre todo cuerpo, al marine norteamericano con el dudoso mérito de poseer el récord de muertes oficiales en combate del ejército, asesinando a más de 150 iraquíes y suscitando la admiración de sus compatriotas. Lo cierto es que, a pesar de los intentos de Eastwood de dotar de cierta humanidad al personaje con algunas triquiñuelas argumentales, Cooper parece un bloque de mármol la mayor parte de la película. Suponemos que la taquilla generada por la película ha ayudado a acumular nominaciones, entre ellas esta, cuando no entraba en ninguna quinielas.

Eddie Redmayne

Suponemos que debe ser realmente retorcido ver cómo un desconocido te interpreta en la gran pantalla, imitando tus gestos, tus taras y tus momentos más íntimos. Muchos personajes reales biografiados por Hollywood no quedaron muy conformes con esta práctica, sin embargo, Stephen Hawking quedó encantado con la interpretación del joven Redmayne, hasta el punto de confesar a James Marsh que, en ciertos momentos de la película, parecía estar viéndose a sí mismo. No podemos imaginar un mayor halago para un actor que este. Redmayne nos desvela al Hawking más íntimo en el trágico proceso de degradación física derivado de la enfermedad iniciada cuando tan sólo contaba con 21 años, ofreciéndonos una de las interpretaciones más emocionantes de los últimos años junto a la bellísima Felicity Jones.

Michael Keaton

En Hollywood, las resurrecciones son celebradas como lo que son, auténticos milagros. Y el de Keaton es sin duda uno de ellos. Abandonado a su suerte desde los años 90, cuando consiguió encadenar una serie de éxitos comerciales, entre ellos el de Batman de Tim Burton, el veterano actor vuelve a las mieles del éxito en la piel de Riggan Thompson, un personaje autorreferencial obsesionado por demostrar que puede hacer algo más que ponerse el disfraz de un superhéroe. Aunque nunca fue considerado un gran actor, Keaton convence y entusiasma con una interpretación al límite, de esas de tirarse a la piscina y sea lo que Dios quiera, como toda la película en su conjunto. Afortunadamente, no podía haber salido mejor.

Bennedict Cumberbatch

Para los aficionados a la serie británica Sherlock, ver a Cumberbatch en un papel que no sea el de ese sociópata deliciosamente insoportable nos desconcierta. Quizás por ello, en Descifrando Enigma se incorporan algunos de los rasgos del personaje actualizado de Conan Doyle a la figura real de Alan Turing, como sus serias dificultades para entablar relaciones sociales, su boca demasiado ancha o momentos de histrionismo propios de un genio. Es una lástima que Turing no fuese así. Pero de la construcción del guión tampoco tiene la culpa Cumberbatch y él hace lo que puede combinando esos episodios con otros de alta tensión dramática que demuestran que es un actor que aún tiene que progresar mucho más.

Las apuestas

Tdoo parece indicar que la estatuilla se la disputarán entre Redmayne y Keaton, pues así lo auguran los premios que han ido acumulando en los últimos meses, sin embargo no olvidemos el tirón comercial de Cooper y el antiguo dicho de a la tercera va la vencida. Yo personalmente espero que, a pesar de su juventud y de ser un total desconocido en Estados Unidos, se reconozca el magnífico trabajo de Redmayne en lo que parece ser el inicio de una carrera de éxito.

Autor: Sr. Benabat

Compartir este artículo en

Deja un comentario