Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Star Trek 4 (¿y 5?), más cerca de ser una realidad

Dentro del mundo actual de las franquicias, Star Trek es una de las más curiosas. Cuando J.J. Abrams resucitó la saga en 2009 con la decisión de crear una suerte de precuela que enlazaba con la mitología original de la serie, gracias a la presencia de Leonard Nimoy como el mítico Spock, abrió las puertas a toda una gama de nuevas historias y aventuras, pero casi una década después, y a pesar de las altas recaudaciones conseguidas, la antología está en un punto muerto creativamente, y no cesa en sus problemas de producción, con un sempiterno baile de directores y guionistas. 

De hecho, ya Star Trek: Más allá (Justin Lin, 2016) parecía más un episodio alargado que una cinta con enjundia dramática, y los arcos de desarrollo que aportaba a varios de sus protagonistas resultaban estériles en pantalla. Tras esa cinta se acabó el contrato de Chris Pine y Zachary Quinto (Kirk y Spock), y se dudó de su renovación porque los actores no querían seguir atándose a las obligaciones de una lista de secuelas. Pero finalmente, y con la promesa de que las nuevas cintas necesitarían su aprobación en lo referente al arco de sus personajes, los actores accedieron a volver.

Hasta hace unos meses, no había una información sólida sobre la posible Star Trek 4 más allá de una idea, apuntada por Abrams, sobre la recuperación del padre de Kirk, que muere heroicamente en el arranque de Star Trek (J.J. Abrams, 2009) y que estaba interpretado por un desconocido, en ese momento, Chris Hemsworth. La estrategia es evidente: el fichaje de la superestrella Hemsworth en una trama que además daría espesor dramático al Kirk de Pine.

Dos proyectos

Pero en apenas unos meses, ya sabremos que habrá no una sino puede que dos nuevas cintas de Star Trek. Por un lado tenemos Star Trek 4, escrita por J.D. Payne y Patrick McKay, con esa historia del padre de Kirk y para la que suena como posible directora S.J. Clarkson, responsable de los arranques de Jessica Jones (2015-) y The Defenders (2017), entre otros. Sería la primera mujer en dirigir una película de la extensa franquicia y aunque no resulte la elegida, las fuentes que revelan sus negociaciones cuentan que se está buscando sólo una directora. El ruido que esta causa ha hecho, y está haciendo, en todo el mundo está empezando a dar sus frutos.

Y por otro lado, está una cinta de Star Trek dirigida por el oscarizado Quentin Tarantino. En su desesperación por continuar la productiva franquicia, Paramount supo que el cineasta adora la saga, y le ofreció la posibilidad de hacer una cinta dentro de su canon, y garantizando que sería lo violenta que requiriera. Como Tarantino está liado con la prepoducción de su nueva película, Érase una vez en Hollywood (2019), se ha contratado al guionista Mark L. Smith para desarrollar la idea del cineasta de culto, y quizá negociar su fichaje el año que viene.

Esta última historia es tan extraña  (¿Tarantino dirigiendo un guion ajeno? ¿Será de verdad su décima y -por admisión propia- última película un film de Star Trek?) que hasta que no se firmen los contratos hay que mirarla con cautela, pero muestra que la productora quiere que la franquicia no muera.

Autor: Adrián González Viña

Compartir este artículo en

Deja un comentario