Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Un nuevo cambio de showrunner para “UnReal”

Que una serie haya cambiado de showrunner tres veces en tres temporadas no es buena señal, pero UnReal es el gran éxito que Lifetime buscaba, uno que le está llevando a las grandes ligas de los premios y al aplauso de la crítica, de manera que están dispuestos a probar diferentes combinaciones para que la maquinaria siga funcionando. Stacy Rukeyser tomó ayer oficialmente el puesto de showrunner para la tercera temporada de la adictiva serie, que está comenzando a preparar la historias de cara al rodaje, en febrero de 2017. UnReal, o al menos empezando con su segunda temporada, es una de esas series donde toda la temporada está escrita antes de empezar a rodar, lo cual permite saber qué intérpretes son fijos y cuáles recurrentes –recordemos que la serie muestra el detrás de las cámaras de un reality show de relaciones sentimentales, por lo que cada año debe haber un nuevo pretendiente y concursantes–, el número de directores para cada temporada y cómo usar las localizaciones de manera económica. De manera similar a cómo se rueda el cine.

Rukeyser, que lleva en la serie desde el principio y ha escrito ya cuatro episodios, incluyendo el final de la segunda temporada, toma el testigo de Carol Barbee, que a su vez sustituyó a la co-creadora Marti Noxon, cuya tirante relación con la co-creadora Sarah Gertrude Shapiro quedó bien documentada en este escrito. Y también es cierto que Noxon lleva su propia serie en solitario, Girlfriend`s guide to divorce, y prepara una miniserie para HBO con Amy Adams de protagonista. Shapiro, cuyo cortometraje Sequin Raze (2013) originó UnReal, permanece en la serie, pero su inexperiencia hace que la cadena considere que necesite alguien para llevar los aspectos de la serie de los que se ocupa un showrunner, desde el casting a lidiar con la cadena, aprobar presupuestos y un largo etcétera. Es una estrategia frecuente que las cadenas imponen en sus creadores novatos, y que algunos de hecho acogen con agradecimiento y desarrollan tal química con los co-showrunners que trabajan juntos durante el resto de la serie, como Carlton Cuse & Damon Lindelof con Perdidos (2004-2010). En otros casos el/la novato/a asciende a ese cargo si la cadena considera que está listo.

UnReal es una exploración de la manipulación emocional que muchos de estos realities usan con sus concursantes, con la idea de lograr que hagan lo que los productores deseen para entretener a la audiencia. En manos de las creadoras, recién nominadas al Emmy por el guion del estupendo piloto de la serie, esto es un relato feminista y social sobre la imagen de la mujer en los medios y el doble rasero que existe frente a sus iguales masculinos. El dúo protagonista que forman Rachel y Quinn (espléndidas Shiri Appleby y la nominada al Emmy Constance Zimmer) es muy potente, y UnReal combina reflexiones profundas con giros de guion extremos, en una unión que funciona bastante bien.

La segunda temporada fue peor recibida que la serie y es cierto que sufrió de una rapidez extrema en la presentación y resolución de algunas subtramas, pero mantuvo su poder de espectáculo adictivo hasta un final de infarto. Uno que Rukeyser y Shapiro deben resolver sin traicionar la esencia de su proyecto. Es algo positivo que la cadena haya ascendido a una guionista que ya estaba en UnReal en lugar de traer una nueva voz, lo que pasó con Barbee y que quizá influyó en el ligero bajón de calidad.

Autor: Adrián González Viña

Compartir este artículo en

Deja un comentario