Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Agents of SHIELD: el final de la midseason mantiene el ritmo de la 3ª temporada

(Reviews de los episodios 3×09-3×10 de Agents of SHIELD)

Agents of SHIELD, tal y como reza el título de esta review, consigue ofrecernos un final de midseason acorde al nivel que ha estado manteniendo a lo largo de la 3ª temporada. Hydra, los Inhumanos, Ward, Lash…todo estaba orquestado para que tuviera un orden y un sentido. Si en la última review Fitz y Simmons conseguían desentrañar la extraña relación entre Hydra y los Inhumanos, los episodios “Closure” y “Maveth” acaban por desliar la tela de araña.

Una tela de araña realmente bien tejida. La manera en la que los guionistas, expertos en hacer este tipo de tramas, han conseguido unificar todas las ramificaciones que han ido surgiendo a lo largo de la serie ha sido muy fluida. Desde la T.A.H.I.T.I sabíamos la conexión Hydra-Inhumanos, pero ahora somos conscientes del porqué. Un porqué que ofrece una mitología diferenciadora a Agents of SHIELD del resto del UCM, dotándole así de un universo propio con el que jugar.

Hace mucho tiempo que la serie no depende de las películas, sobre todo cuando al “desaparecer” SHIELD  pudieron permitir reconstruirla a su manera. Esta “libertad” se evidencia cada vez más: cuando la serie se arriesga a hablarnos de los Inhumanos, cuando se permite cambiar la perspectiva de su particular guerra con Hydra y sobre todo, cuando Ward se convierte en el centro del mal.

Al principio de temporada Ward era más un añadido que otra cosa, un personaje con el que mantener a Hunter y May enganchados a las tramas principales a la vez que se justificaban sus ausencias. Para entender el estado psicológico de Bobbi y que ésta tuviera un motivo para volver a luchar era necesario poner a Hunter al límite. De igual forma, para conseguir el efecto de empatía con el “lado oscuro” de los Inhumanos, al espectador había que brindarle un gancho emocional: el amor entre May y Andrew.

Sin Hunter ni May buscándole ¿qué otra cosa se podría hacer con Ward para que siguiera siendo interesante? Se podría indagar un poco más en él. Ward es el personaje con más aristas de todos cuantos hay en Agents of SHIELD, y eso es una cualidad de la cual saben aprovecharse muy bien los guionistas. ¿Es completamente malo Ward? ¿Ya era malvado y mezquino de pequeño? ¿Tiene motivos reales para hacer lo que hace?Todas estas preguntas se ponen en duda cada vez que sabemos un poco de su persona. Y eso lo hacer ser tremendamente interesante.

Si a este elemento, que supone una quiebra en el maniqueísmo de la serie, le sumamos la pérdida de control de Coulson tenemos una midseason finale espectacular. Tal y como dice Ward, los dos son las caras de una misma moneda, y eso es algo que Coulson sabe. Llevar al director de SHIELD al extremo nos da una total y nueva perspectiva suya, la cual estoy deseando de explorar. De golpe y porrazo las líneas entre “buenos” y “malos” se difuminan, algo que también nos allana el camino para comprender los conflictos de Capitán América: Civil War.

Además de la lucha entre Coulson y Ward y la guerra contra Hydra, esta midseason nos ha dejado un par de cosas más: el nacimiento de los Secret Warriors y un cliffhanger que nos deja con ganas de muchísimos más. Si estos diez episodios de Agents of SHIELD han sido así, la segunda mitad de esta tercera temporada se nos antoja mejor todavía.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario