Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Balance de los Emmy 2017 (Parte I)

Una vez que se saben las nominaciones a los Emmy 2017, nos toca reflexionar sobre la dirección que la Academia ha decidido llevar este año. A la que muchos apuntan, incluida la persona que firma este artículo, es la del desconcierto de expertos y el contento fácil al público general. Algunas de las series nominadas eran esperadas, muchas de ellas merecidas, pero otras parecen más un acto reflejo que un verdadero reconocimiento a su calidad. Por no hablar de los “olvidos”.

Los dos grandes highlights estos Emmy 2017 se podrían resumir como: Westworld se corona como la sucesora de Juego de Tronos, y las cadenas de streaming se abren paso y le echan el pulso al cable un año más. Las series más nominadas se mueven entre ambas categorías, demostrando que a las Networks todavía sufren de esa etiqueta. Westworld, Feud, Stranger Things, Veep, Big Little Lies y Fargo han sido las series con mayor número de nominaciones.

Las nominaciones acertadas de los Emmy 2017

En las categorías principales, las nominaciones más acertadas son The Crown, The Handmaid’s Tale y Westworld en drama. La primera por ser un género que todavía no parece cuajar en el circuito de premios. Esperemos que su reconocimiento pueda abrir la veda a que ficciones como Outlander tenga su espacio en los Emmy. La segunda por ser una serie tan arriesgada y dura; no suelen ser historias que triunfen en los Emmy pero se ve que esta vez ha sido un sí. La tercera era una apuesta segura, y eso lo sabían los ejecutivos de HBO y todos los seriéfilos del mundo.

En comedia la nominación que más se ha celebrado ha sido la de Atlanta. El resto de candidatas son series veteranas en la categoría, como suele pasar casi siempre en el género. Aun así, sigue siendo una categoría más diversa por apuestas como Black-ish o Master of none.

Respecto a las miniseries, todas las nominadas son aciertos completos. No es de extrañar: el formato no permite que las tramas lineales o los personajes se desgasten con el tiempo, sus temporadas suelen mantener un nivel muy bueno siempre. No obstante sorprende Genius. Esta quizá sea la categoría que mayor espacio da a hacer cábalas, puesto que todas están al mismo nivel.

En cuanto a actores y actrices el nivel también está muy igualado. La mayoría pertenecen al reparto de series anteriormente mencionadas, pero hay excepciones como Viola Davis o Matthew Rhys. Es de reseñar que este año, el premio a mejor actriz de drama será una injusticia lo gane quien lo gane: se lo merecen todas. En comedia ocurre exactamente lo mismo.

Sorprende la nominación de Benedict Cumberbatch por Sherlock en miniserie. La temporada del detective más famoso de todos los tiempos no fue lo brillante que se esperaba, por lo que suena más a “acto reflejo” que a nominación por interpretación estelar. Su trabajo es muy bueno, pero esta vez la serie no estaba a la altura.

En cuanto a actores y actrices de reparto el mayor acierto es el de Kathryn Hahn en Transparent. Nominación muy merecida que ha llegado justo en el momento adecuado de la serie. Eso sí: puede que este sea el año de Anna Chlumsky. También es destacable la incursión de Stanley Tucci como reparto de miniserie, por su impecable trabajo en Feud.

De todos estos nombres y candidatos he de decir que las nominaciones más acertadas, a mi parecer, son Carrie Coon –aunque sea por Fargo- y Black Mirror, por su genial San Junipero.

 

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario