Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Cara a cara] Juego de Tronos: ¿Va bien encaminada la quinta temporada?

Superado el umbral del sexto capítulo, ya se perfila gran parte de lo visto en esta quinta temporada de Juego de Tronos y comienzan a madurar las críticas sobre lo que hasta ahora está siendo. Una temporada no exenta de comentarios positivos y negativos tras levantar gran expectación con el rodaje en Sevilla y las imágenes promocionales -cuyo contenido aún parece lejos de mostrarse cómo tal en la serie, con aquel Tyrion acechado por la sombra de un dragón-. ¿Está siendo una temporada demasiado lenta en el desarrollo de sus numerosas tramas? ¿Están todas las tramas a la misma altura? Lo que sí está claro es que la línea que separa el libro de la serie se ha magnificado con un par de tramas inventadas en la serie, eliminando a algunos personajes secundarios y reemplazándolos por los que ya tenemos.

juego de tronos

NO. Un juego sumido en las sombras 

Alejandro Ruiz

Tras unas magníficas tercera y cuarta temporadas plagadas de golpes de efecto, la afección de la que adolece esta temporada es la frialdad de su desarrollo, con avances continuos pero previsibles, dónde una vez más todos los ardides se enseñan pero permanecen en un segundo plano que nunca parece estallar mientras los personajes siguen dando tumbos pasito a pasito en un mundo cada vez más oscuro. En este sentido, las tramas de conspiración siguen funcionando igual de bien que siempre, y quizá por ello echamos en falta que los nuevos jugadores nos muestren sus cartas. El peor ejemplo es todo lo que ocurre en Dorne, la tierra del sur donde el sol ilumina con más fuerza con una trama sin sombras ni mayor interés, con personajes que no se aprovechan ni se desarrollan, como ese príncipe Doran enclaustrado del que no sabemos nada o esas hijas de la arena cuya única función es hacer piruetas en una escena de lucha metida con calzador. La trama de Dorne se queda coja, mientras que Daenerys sigue muy desmarcada y la interesante trama del muro permanece estancada. Lo que más funciona: Desembarco del Rey, casualmente una trama que sí se incluye en los libros y es la más sólida. Y el personaje que más funciona, Meñique, cuyas artimañas parecen acercarnos irremediablemente a un fin de temporada más activo. Y esto con permiso de Cersei, cuyo papel sigue reluciendo muy por encima de otros.

SÍ. Cinco temporadas llamadas a duplicarse

Juan A. Pérez

Analizando la serie más allá de las novelas, funciona, por supuesto que funciona. Sí, Dorne baila al compás de unas Serpientes sin ton ni son y el juicio del 5×06 es otra estratagema que necesita ser pulida, pero si nos subimos a las alas de Drogon desde una perspectiva omnipresente y observamos la evolución en Desembarco, en el Muro y en Invernalia, todas mantienen un nivel altísimo. ¿Que no ha pasado nada, que están estancados? Mance, Sansa, La Fe de los Siete Reinos, el poster de Tyrion convertido en realidad, John al cargo…y a todo eso le sumamos la vuelta de Lady Olenna y Meñique a la capital, casi ná. Hay que escuchar demasiadas voces que esperan ver los libros acompasando cada letra de Martin. George ha dejado la serie, admitámoslo. Era necesario y además apoya todo lo que Benioff y Weiss están haciendo y ese es el mejor mensaje que pueden darle a los fans, que van de la mano y además pueden seguir sorprendiendo. Juego de Tronos es más que esperar al capítulo nueve de cada temporada. Es comprensible que al llegar a Dorne hayan intentado ofrecer a personajes ya conocidos como Jaime y Bronn con el miedo a ofrecer un universo nuevo desde cero y con Dany…bueno, siempre tiene a sus niñitos dándonos alegrías. Sí, yo era el positivo, lo soy, sigue siendo una seriaza. Y lo mejor de todo, en ningún momento la historia parece que pierda fuelle, tiene un límite interminable y tras cinco temporadas se sigue manteniendo como una ficción viva, en un momento álgido y que perfectamente podría mantener el doble de temporadas en un alto nivel sin que pesaran las consecuencias. Amigo Martin, si no tienes prisa, tampoco pasa nada.

Autor: Alejandro Ruiz

Compartir este artículo en

Deja un comentario