Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Crítica] Juego de Tronos 5×02: “La casa de Blanco y Negro”

Y al fin Arya. Valar Morghulis. Juego de Tronos llega finalmente a Braavos en el segundo episodio de la quinta temporada, punto ciego en el estreno de la nueva temporada y eje fundamental de este “La casa de Blanco y Negro” que cede todo su protagonismo al universo en el que nos adentraremos junto a la más pequeña de los Stark.

Braavos y su Titán le dan la bienvenida a Arya, que conducida por el capitán del barco, llega a la Casa de Blanco y Negro en vano, ya que el guardián de la fortaleza le niega la entrada después de que esta le enseñase la moneda que en su día le dio Jaqen H’ghar. Noche al raso y a la actividad de una ciudad despierta. Arya tira la ‘inservible’ moneda al agua tras pasar la noche al raso e intenta sobrevivir.

El episodio sólo quiere que le demos un par de tragos a la nueva historia de Arya, pero son tan intensos que llenan sobremanera las expectativas de su vuelta. Eso sí, creo que no han llegado a la intensidad con la que se esperaba este momento. En la lucha por su supervivenvia, Arya se encara con algunos jóvenes que quieren robarle el pichón que acababa de cazar y de repente aparece el Guardián de la Puerta del templo ante el cual los hombres salen huyendo.

Ni una palabra, Arya le persigue, acaban en la puerta de La Casa de Blanco y Negro y…todo cobró sentido, el rostro de Jaqen H’ghar (Tom Wlaschiha) frente a una desorientada Arya que lo llama por su nombre ante lo que él niega: “No soy nadie, y eso es en lo que la niña tiene que convertirse”.

Donde esté una buena trama, que se escondan los dragones unos episodios. Bueno no, mejor lo mezclamos todo con alguna que otra muerte llamativa y para adelante. Quizás ese mejunje haga de este episodio un elemento repetitivo y poco sorprendente en Juego de Tronos, porque lo tiene todo, funciona, pero le falta algo.

Las muertes (sí, en plural) las pone Brienne de Tarht. Después de viajes kilométricos encuentra a Sansa Stark acompañada de Meñique en una posada de Poniente, pero no es capaz de hacerla entrar en razón para ponerse a su servicio. Meñique tampoco ayuda y en la huida Brienne se exalta de manera un tanto extraña y empieza a descabezar soldados Tully y así huir con algún caballo de más para Podrick. El Juego de Tronos está cada vez más vivo y Sansa ha entrado de lleno en él, su madurez ha sido perfecta tanto para su personaje como para la historia.

En Desembarco del Rey Cersei y Jaime reciben una supuesta amenaza desde Dorne, donde está Myrcella. La impotencia les hace enfrentarse por el futuro de su hija. Cersei luchará desde el trono, Jaime recluta a Bronn para rescatar a la más pequeña de los Lannister, por lo que Dorne será el nuevo foco de la familia del león en esta quinta temporada, parecía claro, quién no querría acercarse a Sevilla la región sureña.

Eso sí, la misión principal de la reina, porque sigue ejerciendo como tal mientras Tommen se deja poseer por Margaery, es encontrar a Tyrion, por lo que ha dado la orden de asesinar a cualquier enano sospechoso en el Reino. Alguno ha caído (y se le parece bastante), pero bastante lejos está el hijo pródigo que quiere salvar Los Siete Reinos.

Y hablando de poder…El Muro. Jon, Mance Rayder, Stannis, Ser Alliser Thorne. Es imposible no pensar que algo importante va a pasar en el Norte. El más conocido de los bastardos se mantiene fiel a la Guardia de la Noche ante la propuesta de Stannis de hacerle heredero legítimo de Invernalia para que juntos conquisten el norte. Ahhhh, pero no olviden que era noche de elecciones. Stannis se queda a un lado mientras las votaciones a Lord Comandante comienzan en El Muro. Y adivinen, Sam le da una vuelta a todo decidiendo en el último momento presentar como elegible a Jon Snow.

El resto acaba en final feliz, empate que resuelte el Maestre Aemon votando a favor de Jon, que se reafirma como nuevo Lord Comandante de la Guardia de la Noche. El Norte, el verdadero Norte, vuelve a ser de los Stark. Ahora sólo hace falta luchar contra Los Salvajes, tratar con Stannis, cubrirse las espaldas con Thorne, canela fina.

Y llegó también Dorne, con Los Jardines del Agua como manantial de tierras andaluzas. Entre el feliz correteo de Myrcella por los jardines, Ellaria Arena no soporta ver entre ellos a una Lannister y ansía vengar la muerte de Oberyn, incluso desea mandar pedacito a pedacito el cuerpo de su hija a Cersei. Pero el Rey Doran Martell, hermano de Oberyn, no se acerca ni mucho menos a esa idea. Considera que fue una muerte legítima por tratarse de un juicio por combate. Y todo vuelve a quedar contextualizado, con una pequeña pincelada previa a todo lo que sucederá en el sur.

En Meereen al fin comienzan a pasar cosas y más allá de encontrar a un hombre que trabaja en nombre de los Hijos de la Arpía, la aburrida y pesada trama de Daenerys sigue su curso con una nueva revolución entre esclavos y señores, ahora tras la difícil decisión de la Madre de los Dragones de matar en público a uno de los esclavos por tomarse la justicia por su mano. El debate del juicio justo cae en saco roto tras varias escenas que terminan siendo algo pesadas. Uno de sus hombres leales cae a manos de Danenerys y la sublevación llega a las calles de Meereen.

Nada mejor que un dragón para solucionar lo que las decisiones no pueden cerrar. Y apareció Drogon. Lo hizo como todo perro que conoce donde está su hogar pero que prefiere seguir sintiéndose libre. Fue a buscar cariño, comprobó que le esperan, pero con una inteligencia suprema (espectacular su presencia) decide echar de nuevo a volar. Un arma que sigue engatillada.

Análisis
Análisis realizado por
Juan A- Pérez
Fecha del análisis
Ítem analizado
Juego de Tronos 5x02 La Casa de blanco y negro
Puntuación
3

Autor: Juan A. Pérez

Periodista. Sevillano. Sintiendo la profesión en la radio. Amante del futbol y el cine. Ahora en @PlanetaDMQ @eldesmarque @GeneracionGeek y @tablero_rne

Compartir este artículo en

Deja un comentario