Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Emmy Rossum negocia un aumento de sueldo en Shameless

A punto de concluir la séptima temporada y siendo un consistente ancla de buenas audiencias y alabanzas de críticas y público -aunque con los años la calidad haya decrecido un poco-, era extraño que Showtime no hubiera anunciado la renovación de Shameless (2011-) por una octava tanda. The Hollywood Reporter reveló ayer la causa de que la misma no se haya producido, al informar de que la actriz (y ya directora) Emmy Rossum está negociando con la cadena y el estudio que produce la serie -Warner Bros.- un aumento de sueldo que no sólo la coloque en una posición de igualdad salarial con William H. Macy, sino que retrospectivamente la haría ganar más que el actor, compensando los años en que existía una disparidad salarial.

Es decir, que Rossum quiere ganar lo mismo que Macy de cara a la hipotética octava temporada, pero también recibir más dinero por episodio hasta igualar los años en que el intérprete cobró más que el resto de miembros del reparto -independientemente de su género-, algo comprensible ya que Macy no sólo ha sido nominado al Óscar sino que cuenta con un prestigio y una carrera en cine que justifican el sueldo. Que haya conseguidos más premios (SAG) y nominaciones que la actriz por su trabajo en Shameless también influye. Es una jugada arriesgada por su parte, especialmente el matiz de la compensación, no tanto el de la equidad de sueldo.

Con el paso de los años, Rossum y su personaje se han convertido en figuras de tal importancia en Shameless que la idea de que Showtime y Warner Bros. fueran capaces de despedirla si no llegan a un acuerdo o punto intermedio sería toda una sorpresa, pero esto es al fin y al cabo un negocio, y si se pide al creador John Wells y la co-showrunner Nancy Pimental que encuentren la forma dentro de la historia seguro que lo harían. No sería la primera ni la última vez que algo así sucediera. Según informa el medio, en caso de que se accediera a la propuesta de la intérprete, se renegociaría también con el resto del reparto principal.

Rossum es la última de una serie de actrices que han exigido con toda justicia ganar lo mismo que los actores equivalentes en cargo e importancia, siguiendo los pasos de Robin Wright en House of cards (2013-) o Gillian Anderson para la última tanda de Expediente X (2016). ¿Accederán Showtime y Warner Bros. a la demanda de Emmy Rossum? ¿Será cancelada Shameless? ¿Tendremos una octava temporada sin Fiona? La serie concluye su séptima tanda el próximo domingo 18, así que sabremos algo pronto.

Autor: Adrián González Viña

Compartir este artículo en

Deja un comentario