Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

George R.R. Martin habla de la ausencia de Lady Corazón de Piedra

El extenso reportaje que la revista TIME dedicó a Juego de tronos (2011-), y cuya portada comentamos en Planeta Desmarque en su momento, incluye también una entrevista al escritor de la saga literaria que da base a la serie, George R.R. Martin. En ella, Martin habla de muchos aspectos de la historia, tanto los libros como su traslación a la pantalla, y toca uno de los puntos más comentados de dicha traslación: el personaje de Lady Corazón de Piedra. O su ausencia, mejor dicho.

Como saben los lectores, Lady Corazón de Piedra es Catelyn Stark resucitada tras la Boda Roja, y con una nueva y primaria mentalidad que la lleva única y exclusivamente a vengarse de los Frey. Cuando llegó la cuarta tanda, los espectadores/lectores esperaban la llegada del personaje con muchas ganas. Pero no pasó, y parece que ya nunca va a pasar. Preguntado sobre el asunto, Martin responde:

En algunos momentos, cuando discutimos lo que debe entrar en la serie, siempre opino que es mejor seguir la trama de los libros, mientras que ellos se inclinan por hacer cambios. […] Uno de los más grandes fue la decisión de no incorporar a la serie Catelyn Stark como Lady Corazón de Piedra. Es fue probablemente el mayor primer desvío de los libros, y argumenté en contra de ello, y David y Dan tomaron esa decisión. […] Decidieron ir por otro camino, pero creo que ambas ideas son válidas, porque Catelyn Stark es un personaje ficticio, que no existe. Puedes contar cualquier historia de las dos sobre ella.”

Al final es el eterno debate sobre un medio frente a otro, y la utilidad del personaje en cada historia. Si David Benioff y D.B. Weiss decidieron no incluirla en la historia, tendrían sus razones narrativas, y George R.R. Martin la respeta. Con la séptima temporada a punto de estrenarse en dos días, los seguidores de Juego de tronos podrán seguir observando la adaptación sin poder comparar con los libros. Como la serie de televisión que es.

Autor: Adrián González Viña

Compartir este artículo en

Deja un comentario