Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

How to get away with murder ¿quién será la próxima víctima?

(SPOILERS, MUCHOS SPOILERS DE HOW TO GET AWAY WITH MURDER)

How to get away with murder está a punto de decir ‘hasta luego’ en su tercera temporada. La serie creada por Peter Nowalk y amadrinada por la mismísima Shonda Rhimes se acerca al episodio que pondrá fin a la primera parte de la temporada. Esta particular midseason finale cierra la trama principal y da a lugar a las próximas, las cuales terminarán justo con la season finale.

Al igual que ha ocurrido anteriormente, esta tercera temporada ‘A’ de How to get away with murder nos tiene en vilo desde el primer capítulo emitido. De nuevo, Annalise Keating y sus chicos han de arreglar el zafarrancho que han montado y del que hemos sido testigo a lo largo de las semanas. Esta vez, no obstante, parece ser que el plan maestro de la abogada más letal de Philadelphia se les ha ido de las manos y hay alguien muerto. Vale sí, en todas las temporadas hay un cadáver que tienen que ocultar y un caso por el que tiene que salir indemnes, pero todo apunta a que en esta no va a ser todo tan fácil.

¿Perdido/a? Recapitulemos un poco. La temporada comenzaba con Annalise llorando desconsolada frente a su casa, la cual estaba envuelta en llamas. Bonnie y Oliver corrían hacia ella, dispuestos a ayudar; Bonnie se encargaba de evitar que Annalise acabase en la cárcel –es la principal sospechosa del incendio- y Oliver tenía que esconder un sospechoso teléfono móvil. Hasta ahí, todo ‘normal’. Sin embargo, lo que no sabíamos es que dentro de la casa había varias personas, entre ellas un herido y un muerto.

¿Quién está a salvo por ahora en How to get away with murder?

Los flashbacks de los episodios nos han servido para ir tachando nombres de la lista. Annalise, Bonnie y Oliver fueron los primeros en ser descartados. Posteriormente, Michaela aparecía en su casa familiar completamente ajena a lo que estaba sucediendo. Laurel fue la siguiente, aunque no sabemos todavía si sobrevivirá: ella es una de los heridos. Se desconoce si podría haber otro más.  Después de ver a Laurel, la lista se redujo aún más al aparecer un mensaje en la televisión: el fallecido es un hombre. Al eliminar de la lista a todas las chicas, quedaban Asher, Connor, Wes, Frank y Nate. Asher y Wes, según se ha podido ver en los últimos episodios, escaparon del incendio y están a salvo. De los demás no se sabe nada.

¿Quién y por qué puede ser la víctima de esta temporada de How to get away with murder?

-Connor:

El fan favourite de How to get away with murder. Su relación con Oliver y su personalidad lo han convertido en uno de los personajes predilectos del fandom. En esta temporada hemos visto a un Connor que intentaba hacer las cosas bien, dispuesto a alejarse de Annalise y los problemas que eso le conlleva. No obstante, no todo le ha salido todo lo perfecto que esperaba y ha acabado rompiendo  con Oliver y volviendo a los viejos hábitos.

Su muerte puede ser una estratagema para crear lo que se conoce como shock value. La pérdida de Connor dejaría a Oliver destrozado y vulnerable al influjo de Annalise, a Michaela la dejaría sola dentro del grupo y la estabilidad de éste se perdería. Para Annalise supondría eliminar de la ecuación al miembro más débil, el que siempre ha estado a punto de confesar. Sin duda alguna, si Connor desapareciese gran parte de la esencia del quinteto original se perdería, repitiéndose además el conocido cliché del Bury your gays.

-Nate:

La única persona que ha podido poner a Annalise con los pies en la tierra. Así se puede definir a Nate. Su paciencia y su amor por ella han sido los motores que han guiado a este personaje en esta temporada. Su evolución ha ido a la par que el descenso de Annalise, hasta tal punto que él ha desaparecido de las tramas cuando ella ha tocado fondo.

Su muerte supondría el desmorone emocional de Annalise, aunque como shock en la audiencia no tendría demasiado efecto. El hecho de ser un personaje “prescindible” en la mayoría de tramas  no lo hace ser especialmente sospechoso.

-Frank:

Quizá el más obvio de todos. Toda esta temporada ha versado sobre la redención de Frank por sus pecados pasados y su culpabilidad. Lo hemos visto intentar enmendar errores, enfrentándose a Annalise y amenazando con acabar con su vida. Frank se ha quedado sin nada que perder y, después de perder el afecto de Laurel, sin nada que ganar.

Su muerte supondría el fin de la relación tóxica que comparte con su jefa. Con él se iría el secreto del asesinato de Lyla, la verdad sobre Sam y todo lo que sucedió después. Quizá la muerte del protagonista en la sombra, como a mí me gusta llamarlo, sería el reinicio del grupo y la creación de nuevos problemas. Eso sí: se perdería todo el juego que da como el matón de turno.

En una semana sabremos a quién diremos adiós. Mi apuesta personal es Frank, porque no creo que se atrevan a despedir a Connor y dejar al grupo sin una de sus bazas principales. También apuesto por Drake, el chico nuevo en la oficina que ha aparecido de manera esporádica. No sería la primera vez que How to get away with murder juega así con nosotros para después mostrarnos que quien ha muerto no es quien esperábamos.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario