Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

La tercera temporada de “La caza” se estrena hoy

Este escrito contiene spoilers de la serie

Las series británicas, o co-producciones con Irlanda como en este caso, funcionan de una manera tan diferentes en tantos aspectos a las americanas que resulta digno de mención. Tanto para lo bueno (anunciar el estreno de una serie dos semanas antes de la fecha en cuestión) como para lo malo (los años entre temporadas, à la Sherlock (2010-), que estrena la cuarta en enero). En esta ocasión nos ocupamos de lo bueno, porque el pasado 14 de septiembre, BBC Two anunció mediante un tuit que la tercera y posible última temporada de La caza (2013-) se estrenaría en Reino Unido el 29 de septiembre. En Irlanda se estrena hoy. Netflix tiene los derechos comprados para su emisión en todo el mundo, así que en apenas mes y medio –la temporada tiene sólo 6 entregas– ya podría llegar a Estados Unidos, y por ende al resto de países (como España).

Creada por Allan Cubitt, que también dirige la segunda y tercera temporada, la serie describe la persecución de la detective Stella Gibson (gran Gillian Anderson) a Paul Spector (espléndido Jamie Dornan), asesino en serie que aterroriza Belfast. La relación se vuelve cada vez más obsesiva, mientras los acercamientos de Paul a sus víctimas, siempre mujeres, hacen tambalear su faceta pública como padre de familia y psicólogo, y Stella se aproxima cada vez más a ponerle rostro al asesino. El rodaje de la tercera tanda, que se retrasó por los compromisos de Anderson con Expediente X (1993-) y de Dornan con la franquicia de las Sombras de Grey, terminó el pasado mes de marzo, y los seguidores llevamos meses esperando saber alguna información sobre la posible fecha de estreno, ya que el desenlace de la segunda temporada, que acabó con un monumental cliffhanger, cuando Spector fue disparado en plena custodia policial, data de noviembre de 2014.

Sobre la posibilidad de más temporadas, Cubitt declaraba hace poco que la historia de Spector termina con estos capítulos (esencialmente con su muerte, encarcelamiento o escapatoria), pero que tanto él como Anderson adoran a Stella Gibson lo suficiente como para pensar en retomar el personaje en unos años (lo que implicaría que la detective no muere en esta tanda, aunque siempre podría ser una mentira para no arruinar el giro). En un panorama televisivo como el actual, donde las historias policiacas y con asesinos en series son más que frecuentes, la originalidad de La caza estriba –sobre todo en su primera temporada– en mostrar la psique del monstruo antes de ser investigado, su doble vida como padre y marido ejemplar y letal y metódico asesino de mujeres. La narrativa de la serie era una historia en dos mitades limpiamente separadas, la de Stella y la de Paul.  Hasta que se tocaron cuando tocaba.

Es una pena que el drama termine tras sólo 17 horas, pero si el colofón que Cubitt ha pensado es digno de lo mostrado hasta ahora, es la mejor opción. La caza lograba dar miedo, pena y hacernos sentir preocupados por el bienestar de un sádico cuya hija pequeña le adora como pocas niñas aman a sus padres. Y en apenas unas horas se estrena.

Autor: Adrián González Viña

Compartir este artículo en

Deja un comentario