Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Los episodios musicales en las series tv vuelven a ponerse de moda

Son una rareza pero cuando aparecen se convierten, automáticamente, en el episodio favorito o en el más odiado de la temporada y, probablemente, de la serie. ¿Qué son? Los episodios musicales en las series de tv.

 En algunos casos se da porque el cast canta increíblemente bien y se busca una excusa para explotar ese talento; en otros porque es un episodio especial y/o porque sus productores piensan que es una buena idea. Sea por el motivo que sea sea, y en pleno auge del musical –a ver cuánto le dura al público el renovado amor al género-, las series vuelven a recuperar esta ‘tradición’.

Cuatro series norteamericanas actuales han anunciado ya la emisión de sus episodios musicales: The Flash, Supergirl, Once Upon a Time –Érase una vez en nuestro país- y Pretty Little Liars –Pequeñas mentirosas-. ¿Y esto a qué se debe? Sinceramente: no hay respuesta posible.

En el caso de The Flash y Supergirl, por ejemplo, la noticia se esperaba en algún momento. Tanto Gran Gustin –Flash- como Melissa Benoist –Supergirl- fueron compañeros de reparto en Glee, serie donde demostraron su talento frente al micrófono. El hecho de que se pudiesen incluir villanos como Music Meister en la mitología de ambas series ha favorecido que se hiciese.

El del Hombre Más Rápido del Mundo y La Chica de Acero se podría incluir en la categoría de episodio ‘dentro de la trama’. Así es como me gusta a mí clasificar los episodios musicales en las serie de tv: dentro o no de la trama. ¿Afecta el episodio a lo que vemos en pantalla? ¿Está ‘justificado’ de alguna manera que se cante? ¿Forma parte de la diégesis? He aquí algunos de los episodios musicales más conocidos que ejemplifican mi visión:

Relacionados con la trama:

Se busca un condicionante, un motivo por el que los personajes se ponen a cantar, bailar y expresar emociones armonizando voces. En algunos casos la trama de la serie avanza; en otros, sencillamente se queda como un mero guiño.

The Flash/Supergirl Musical Crossover:

No tiene título aún –mi apuesta es ‘The Music Meister’-, así que lo he titulado como a mí me gustaría.  No hay mucho aún que explicar: un villano que canta aparece en escena, lo que provoca que medio cast también se ponga manos a la obra. ¿Hará algún tipo de magia alienígena/metahumana para hacer que todos den el ‘do de pecho’?

Anatomía de Grey: “Song beneath the song”:

¿Qué ocurre cuando llevas tantas temporadas que ya no sabes con qué sorprender? En efecto: mete un episodio musical. Aprovechando las voces de Sara Ramirez y Chyler Leigh –del resto del cast mejor no hablamos-, Anatomía de Grey se marcaba este capítulo para recrear una escena onírica. La trama era sencilla: Callie Torres estaba en una situación crítica, y ella misma veía como intentaban salvarle la vida.

Scrubs: “My Musical”:

Otro episodio musical ambientado en un hospital, pero en este caso sin tanto drama. La genial comedia realizaba este paréntesis un poco porque sí, con canciones originales y con la sola intención de hacer algo diferente. La historia que justifica las canciones es sencilla: una paciente tiene un problema cerebral en el que alucina y, claro, todo el mundo canturrea.

Buffy La Cazavampiros: “Once more with feeling”:

Quizá el capítulo que lo cambió todo. Nacido de un capricho de Joss Whedon, Once more with feeling es considerado uno de los mejores episodios de la serie, y también de la televisión contemporánea en general. Un villano que obliga a expresar todas las emociones que no se pueden decir en voz alta es la excusa de la que se vale Whedon para montar esta obra maestra.

Sin relación con la trama:

Capítulos ‘botella’, episodios número X, idea bizarra…lo que sea para incluir un número musical -o varios- de manera aislada. No suelen tener relación con la trama sobre la que versa el capítulo, y si la tienen, la explicación para ponerse a cantar y bailar es verdaderamente pobre.

Cómo conocí a vuestra madre: “Girls vs Suits”

Era el episodio 100 y había que celebrarlo de alguna manera…¿cuál mejor que aprovechar el vozarrón de Neil Patrick Harris? El actor formado en Broadway demostraba su talento en el único número musical de este episodio. Divertido e irreverente, tal y como Barney fue durante sus diez temporadas.

Física o química

¿Creías que solo se daba en Estados Unidos? ¡Pues no! En su sexta temporada, Física o Química ponía a sus actores a cantar. No era la primera vez: ya habían tenido momentos musicales sueltos, como por ejemplo al final de la quinta. Lo incluyo aquí porque si bien había justificación en la trama –la obra de teatro-, no era un motivo muy de peso como para que todo el instituto afinase las voces.

Community: “Regional Holiday Music”

Era una época en la que Glee dominaba la cultura popular estadounidense, por lo que la serie más meta hecha jamás no podía evitar hacerle un homenaje. Este ‘episodio musical’ se fusionó además con el tradicional episodio navideño. ¿La excusa? El grupo de estudio formado por Abed, Britta y compañía tenía que formar parte del coro de manera obligada. Uno de los pocos episodios olvidables de esta singular comedia.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario