Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

El Ministerio Del Tiempo: El bodorrio del siglo

Después de dos semanas intensas, donde hemos conocido a Enriqueta Marti –también conocida como La Vampiresa del Raval- y al mismísimo Curro de la Expo 92 Cristóbal Colón, el Ministerio del tiempo nos lleva a una época con mucho encanto.

Titulado “Hasta que el tiempo nos separe”, el episodio de esta semana nos traslada hasta la etapa de la España más medieval. Pero ¿cómo llegarán Alonso, Amelia y Julián hasta el reinado de Alfonso VIII de Castilla? Todo comenzará con la boda de Natalia y Ortigosa, los dos funcionarios del Ministerio cuya boda ya vimos anunciada la semana pasada.

Celebrada por todo lo alto, la boda –o bodorrio, más bien- se festeja en un antiguo castillo de la época medieval. Allí existe una leyenda, la de la joven Constanza y su amado, un joven no proveniente de noble cuna y con quien le prohíben casarse por mandato del señor del castillo. Según relata dicha leyenda, la joven no estaba dispuesta a seguir viviendo sin su amado, por lo que finalmente acaba por tirarse del castillo…

Pero, un momento, esto es el Ministerio del Tiempo. Aquí, las leyendas no existen. Existen las Puertas del Tiempo.

Entre copa arriba y copa abajo, ligoteo con el cuñado/a de turno, bromas a la pareja, y demás líos propios de una boda, nuestros agentes favoritos tendrán que ponerse a trabajar. En el castillo hay una puerta oculta que deben encontrar, antes de que Constanza siga viajando a través del tiempo.

¿Quiénes son los personajes históricos de esta semana en el Ministerio del tiempo?

La leyenda, a priori y a falta a de que Olivares y los suyos nos muestren sus Archivos del Ministerio del tiempo, parece inventada. Sus personajes, no obstante, sí que existieron aunque provienen de otra etapa del medievo español, concretamente al S.XV.

La Constanza de “Hasta que el tiempo nos separe” podría estar basada en Constanza Enríquez, hija ilegítima de Pedro Enríquez de Castilla, uno de los señores más importantes de Galicia en su época. Bisnieta además del rey Alfonso XI, de Constanza se sabe que pertenecía a la Casa de Trastámara y que tuvo al menos tres hermanos/hermanastros: Fadrique Enríquez de Castilla, Leonor Enríquez y Beatriz Enríquez. Estuvo casada con un tal Pedro Díaz de Cadórniga; su fallecimiento se cree que fue alrededor de 1425.

Fadrique, por su parte, heredó el nombre de su abuelo y las fortunas de su padre. De numerosos títulos nobiliarios, tales como Duque de Arjona, Conde de Trastámara, Lemos y Samarria y Maestre de la Orden de Santiago, Fadrique fue una figura influyente entre sus contemporáneos. Metido en medio del fuego cruzado entre Los Infantes de Aragón y el condestable Álvaro de Luna, acabó siendo encarcelado en el Castillo de Peñafiel, donde moriría en 1430.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

8 Comentarios

    • Si a una serie con unos guiones que no insultan la inteligencia del espectador, personajes bien dibujados, buenos intérpretes, argumentos ingeniosos y que, además, fomenta el amor por la Historia lo llama usted bodrio es obvio que lo suyo es la “excelsa” Telecinco.

      Publicar respuesta
    • Diga que sí: donde estén programas educativos y de calidad, como Mujeres, hombres y viceversa o Sálvame, que se quiten bodrios como El ministerio del tiempo

      Publicar respuesta

Responder a Ana Cancelar respuesta