Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

NBC cancela Grimm en pleno rodaje de la 6ª temporada

Tras recortar la temporada de la habitual orden de 22 episodios a 13 cuando Grimm (2011-2017) fue renovada hace unos meses, se sospechaba que la sexta tanda de la serie podía ser la última, como le ha sucedido a tantos y tantos productos antes que a ella. Ayer se confirmó la noticia cuando NBC anunció las fechas de estreno de algunos de sus programas y series para principios de 2017, e incluyó la noticia de que el serial sobrenatural llegaría a su fin tras 123 entregas. La fecha de estreno, originalmente puesta en el 28 de octubre, se ha convertido ahora en el 6 de enero, con lo que presumiblemente los seguidores de la serie le dirán adiós a finales de marzo, tras casi cinco años en antena y una complicada vida en la parrilla televisiva, emitiéndose tanto en la temida franja de los viernes como en los martes, y de vuelta a los viernes, donde ha logrado crear una audiencia sólida que ha permitido sus sucesivas renovaciones (seis temporadas es mucho viendo cómo está el panorama).

Creada por Stephen Carpenter & David Greenwalt & Jim Kouf –con estos últimos siendo los showrunners desde el comienzo–, Grimm se adentra en el mundo de los cuentos para contar la vida de un joven detective que descubre que desciende de una raza de criaturas destinada a combatir a monstruos y demás entidades fantásticas, y los problemas que esto le acarrea personal y profesionalmente. Nominada a dos Emmys por el trabajo de sus especialistas de acción, la serie ha desarrollado una fiel audiencia (los autoproclamados “grimmsters”) para los seguidores del género, una que le ha permitido crear una extensa mitología –Greenwalt viene de trabajar en Buffy, cazavampiros (1997-2003) y Ángel (1999-2004), lo cual se nota– y hasta sacrificar personajes protagonistas. La serie ha inspirado la publicación de hasta tres novelas de misterios Grimm, datando la última de 2014.

La parte positiva de la decisión de la cadena es que viene cuando el equipo se encuentra rodando los primeros episodios, lo cual da a los creadores tiempo suficiente para hacer un final consciente de serlo, con unas cuantas horas previas de preparación. Si la decisión se hubiera tomado antes de empezar a rodar, NBC podría escapar del uso de la palabra “cancelación”, pero el cambio del estreno y la manera de comunicarlos constituyen suficientes pruebas de que la palabrita de marras está justificada.

Autor: Adrián González Viña

Compartir este artículo en

2 Comentarios

  1. Nooooo!!!! Por queee??? Me encantaba esta serie!

    Publicar respuesta

Deja un comentario