Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

NBC promete aguantar más antes de cancelar

La cadena americana NBC (National Broadcasting Company) se caracterizó, tras el boom de las series, por albergar exitosos proyectos de índole cómica. Con el paso del tiempo comenzó a dar cobijo a otros géneros, creándose su propia tumba pues no conseguía que despegaran.

La NBC también se caracterizó por mandar a la guillotina demasiado rápido a esas series a las que le costaba un poco más encontrar a su público, provocando que sus desastres de audiencia fueran aún mayores. Sin embargo, de todo se aprende, y Jennifer Salke, presidenta de NBC Entertainment, ha prometido “no cancelar series tan rápido“, ahora que ha vuelto a su redil de la comedia.

En una televisión donde los dramas y las grandes super producciones se llevan a la gran mayoría de la audiencia, es muy difícil que una comedia “normalita” despunte, especialmente si a ésta le cuesta coger el ritmo. Los nuevos proyectos a los que les darán una oportunidad en su parrilla televisiva serán, en palabras de Salke, “inteligentes, algo sofisticados y no demasiado dulces“.

Grandes comedias de la televisión, que hoy son todo un modelo a seguir para las nuevas, pertenecieron a esta cadena. Seinfield (la cual no fue un éxito hasta su segunda temporada), The Golden Girls, Parks and Recreation, The Office, o nada más y nada menos que Friends, son algunas de éstas.

Entre la temporada pasada y ésta, NBC ha cancelado (en algunos casos precipitadamente) Constantine, Mysteries of Laura (adaptación de la ficción española), Undateable y Crowded. 

Esta decisión de darle tiempo al tiempo beneficiaría inmensurablemente a la nueva comedia superhéroica serie titulada Powerless, protagonizada por Vanessa Hudgens, Alan Tudyk, Danny Pudi y Nelson Wong. Powerless, basada en los comics de la compañía DC, giraría en torno a Emily, joven empleada de una agencia de seguros cuyo trabajo es ofrecer a sus clientes los mejores seguros para cubrir los posibles daños ocasionados por los superhéroes.

Powerless

Autor: Elisa Portillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario