Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

‘Once upon a time’ llega a su final esta temporada

Se podía esperar, mucho han tardado en poner fin a sus tramas. Pese a quien le pese, pues creo que todo espectador de Once Upon a Time sabía sin que nadie se lo dijera, que la serie no era le mejor, pero incluso con sus defectos llegó a las vidas de muchos de sus fans y se convirtió en algo muy bonito e importante. ¡Lo sé! Se que suena un poco cursi pero hablando de esta serie, no podía ser de otra manera.

Queda confirmado el final de la serie de ABC producida y dirigida por Adam Horowitz y Edward Kitsis al final de su temporada actual en emisión, la número siete. Sus creadores ya han dado las gracias a través de las redes sociales por la oportunidad y el acompañamiento de sus fans durante todos estos años. Es una despedida agridulce para #OUAT.

Lana Parrilla y Colin O’Donoghue quienes interpretan a Regina y Hook respectivamente ya han dicho adiós también y han mandado su agradecimiento a través de sus cuentas de Instagram. También lo han hecho Jennifer Morrison (Emma) y Emilie de Ravin (Belle) entre otros, actrices que ya habían despedido a sus personajes en anteriores capítulos pero que han sido una parte vital del show.

Al finalizar su sexta temporada, Once upon a time cerraba la inmensa mayoría de sus tramas y le “solucionaba” la vida a casi todos sus personajes; un cierre perfecto que tuvo renovación sin saber por qué pues gran parte del reparto no continuaría en la serie ya fuera por elección propia o por decisiones creativas. Nadie daba un duro por la séptima temporada sin embargo y en mi más humilde opinión, se convirtió en lo que muchos llevábamos un tiempo pidiendo: frescura.

¿Qué esperar de lo que queda de temporada y por consiguiente de serie? Pues lo que todo fan de una serie, especialmente tan longeva, espera: que se cierren tramas, que sus personajes favoritos tengan un final justo, reencuentros con antiguos personajes y sobretodo saber que ha valido la pena seguirla durante todos estos años.

once upon a time

Autor: Elisa Portillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario