Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Opinión | Las grandes ausencias de los Emmy 2016

Nunca llueve a gusto de todos. O lo que es lo mismo: no siempre se nomina a tu actor o actriz favorita, pese a que su trabajo sea para otorgarle all the awards. Quien escribe estas líneas puede celebrar este año una pequeña satisfacción: Tatiana Maslany por fin ha conseguido entrar en la carrera por el Emmy, siendo nominada por segunda vez en estos Emmys 2016.

Su nominación y la de The Americans, muy celebrada en las Redes Sociales incluso por la propia FX, son dos de las sorpresas más agradables que han otorgado este año la Academia de Televisión norteamericana. Sin embargo, las grandes ausencias, en categorías dramáticas más que nada, eclipsan un poco la alegría inicial.

Ausencias de Emmys 2016 en drama

Empecemos por Juego de Tronos. El año pasado la serie de HBO triunfó en los Emmy, alcanzando cifras récord por la que, a mi parecer, fue su peor temporada. Este año, con la sexta temporada, la serie de Benioff y Weiss ha enmendado varios errores cometidos, consiguiendo algunos de sus mejores episodios y llevándose la friolera de 23 candidaturas. Kit Harington, Lena Headey, Emilia Clarke, Peter Dinklage y Maisie Williams han sido nominados por sus papeles respectivos papeles pero ¿no hay otros actores de la serie que han destacado más?

Me refiero a Iwan Rheon –Ramsay Bolton- y Sophie Turner –Sansa Stark-. Los dos han sido pilares fundamentales en las tramas, alcanzando un trabajo casi perfecto en sus actuaciones. Iwan ha llevado a Ramsay a un nivel muy por encima de la mayoría de personajes que lo han acompañado en la serie, mientras que Sophie se ha metido a crítica y público en el bolsillo, gracias a la evolución tan espectacular que ha demostrado la pequeña de los Stark. Ambos se merecían una nominación para los Emmys 2016, y me atrevería a decir que incluso más que algunos de sus compañeros nominados.

Al margen de Juego de Tronos, ¿quién más falta en las categorías de drama? Una gran olvidada que se acaba de despedir: Penny Dreadful. La serie creada por John Logan ambientada en la literatura gótica de terror ha vuelto a quedar descartada de cualquier mención. Ni tan siquiera Eva Green, quien realiza un trabajo espléndido e interpreta a un personaje muy complejo, se ha ganado el beneplácito de los académicos.

Junto con Penny, otra serie que ha sido completamente obviada es Outlander, la serie basada en la novela homónima. La ausencia en las categorías actorales de Caitriona Balfe y Tobias Menzies lideran las protestas de sus fans, debido a la buena actuación que han ejecutado durante las dos temporadas que lleva la serie en emisión.  The Leftovers también se ha quedado fuera de todas las categorías, a pesar de haber firmado una segunda temporada sublime. Ni la serie, ni Lindelof, ni Carrie Coon o Justin Thieroux han encandilado a los encargados de repartir los Emmys, a pesar de ser de las mejores series actuales.

Ausencias en Emmys 2016 comedias

Aquí he de reconocer que no conozco tanto. La mayoría de series que sigo actualmente no son comedias, pero aun así hay algunas ausencias que me son muy llamativas. La primera, cómo no, es Orange is the new Black. La serie ha acusado el cambio de categoría a drama, después del sorprendente cambio que hizo la Academia respecto a la supuesta duración que debería tener una serie cómica. Por primera vez desde su estreno no ha se llevado nada en las categorías principales, ni siquiera en el cast. Su tercera temporada no fue de las más destacables, pero si se tiene en cuenta lo bien realizada que ha estado la cuarta, Orange debería estar mínimo a mejor guión.

Por otra parte, las comedias que echo en falta en los Emmy son aquellas que considero innovadoras. Estas comedias innovadoras lo son por su formato, su temática y su humor. ¿Qué cuales son? Crazy Ex-Girlfriend y Jane The Virgin. Ambas han pasado por el mismo proceso y son de la misma cadena: tanto Rachel Bloom –protagonista de Crazy Ex-Girlfriend- como Gina Rodriguez –protagonista de Jane The Virgin- consiguieron el Globo de Oro a mejor actriz de comedia. Esto no ha hecho que la Academia las tenga en cuenta, apostando de nuevo por un formato mucho más clásico –la mayoría de nominadas son sitcoms- y un humor satírico y costumbrista.

En general las nominaciones para los Emmys 2016 no han sido del todo fatídicas, aunque hay nombres que se repiten año tras año por lo que podríamos llamar una especie de inercia. No es extraño que se escuche más de una vez que siempre se nominan a los mismos: la televisión norteamericana ha encontrado una línea a seguir, una tendencia muy marcada que seguirá hasta que esta era termine y comience una nueva etapa televisiva.

Esperemos que para años venideros algunos de los mencionados se lleve el reconocimiento que se merece, aunque para Eva Green ya sea tarde.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario