Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Review | Agents of Shield 2×19: The Dirty Half Dozen

Recapitulando lo ocurrido durante los últimos episodios, tenemos que S.H.I.E.L.D invadió a S.H.I.E.L.D, los poderes de Skye fueron desatados, conocimos el pasado de Melinda y sus razones para no gustarle las personas con “poderes” y vimos cómo se reconstruyó aquella parte de la organización que no era la de Coulson.

3En unos episodios que han ido yendo de un sitio a otro, rellenando minutos e introduciendo a personajes que después no han tenido más trascendencia (aunque estoy segura que lo harán en un futuro), Agents of Shield ha tenido que ir hilándolo todo poco a poco para estallar justo ahora, con el estreno de la nueva entrega de Los Vengadores en ciernes.

Como una preview de lo que serán los bandos de la Guerra Civil de Marvel y a modo de introducción para la fase 4 de la compañía, Agents of Shield se ha llevado gran parte de esta segunda temporada intentando equilibrar la balanza, dejando episodios un poco vacíos, permitiéndose el lujo de dejar para el final de los mismos los momentos más memorables.

Si en el último capítulo presenciábamos el momento en el que todas las tramas se unían, en este, consiguen avanzar de una vez.

1Es de los primeros episodios desde la vuelta del parón en el que Agents of Shield no divide la acción en tres zonas. La concentración de todo el equipo en un mismo asunto e inmersos en un escenario único hace que el episodio sea más compacto, más homogéneo y por ende, tenga más consistencia. La simultanedad de las acciones, a excepciones de lo ocurrido en Afterlife, provoca que la tensión no se diluya de un lugar a otro, sino que se concentre en un mismo momento.

En este episodio especial dedicado a su unión con Los Vengadores La Era de Ultrón, Agents of Shield nos desvela cosas muy interesantes aunque poco reveladoras respecto a la película. La primera de todo es qué pasó después de ese final en el episodio anterior. ¿Habría una guerra abierta entre la propia SHIELD? ¿Ward se rebelaría? Pues nada de eso. Comenzamos la trama con Coulson entregado voluntariamente, con Gonzales interrogándolo. Clark Gregg se ha hecho completamente con el personaje, sus salidas humorísticas y su aspecto gentil no chirrían sino que dotan a Coulson de una personalidad mucho más diversa. Consigue que el espectador confíe en Phi, aun sabiendo que no deja de ser un agente de SHIELD.

Después de conseguir que Gonzales apruebe su loco plan de rescate –mediante chantaje, todo sea dicho-, Coulson reúne al equipo original de la serie, incluidos Ward y Skye. La aparición de Skye era de esperar porque no podían seguir dilatando la situación más en Afterlife. Sin embargo, la unión de Ward y su 2“arrepentimiento” me han parecido forzados a la par que vacíos. Se nos ha querido contar que Ward no deja de tenerle aprecio al equipo y que no es tan malvado como pintaba pero no termina de convencer. Quizá era porque la serie peca una vez más de “buenismo”, tener un villano porque le gustba ser un villano más allá de sus ideas políticas hace a Ward un personaje interesante; que lo vendan con un tipo de pasado traumático y arrepentido –aparentemente- de sus actos no termina de encajar con el Ward anteriormente mostrado. Quizá es un intento de que el personaje adquiera más contenido pero, desde mi punto de vista, Ward ya es lo suficientemente complejo como para querer darle un giro más.

Lo siguiente más destacable a Ward y a Coulson, son Skye y Rayna. Skye porque pienso que ha ganado como personaje de acción y ha conseguido alejarse de su imagen de “chica bonita” del equipo, como la tachaban algunos. El personaje no ha hecho sino mejorar desde que tuviese su gran momento en Puerto Rico, ganándose la placa a base de acciones heroicas. Mención especial a Chloe Bennet, la actriz que la interpreta, que se une a Ming Na y Adrianne Palicki en su costumbre de rodar las escenas sin doble de acción.

4Respecto a Rayna solo hay que decir una cosa: se ha convertido en La Clarividente. Su don es más que un aspecto físico aterrador, sus visiones la hacen ser un personaje peligroso y vulnerable a su misma vez. El hecho, además, de que cuestione la autoridad de la madre de Skye en Afterlife le da un poco más de integridad al personaje en cuanto a su personalidad.

Por último y no por ello menos importante: la mención al universo de Los Vengadores. Como es habitual en la serie, se han hecho numerosas referencias en este episodio a ellos. Una de ellas y sin duda, la más llamativa, es la que hace mención a los gemelos de Strucker. Sí. Justos esos gemelos. Por si no fuera suficiente el resorte que supuso eso, la serie vuelve a traer a Maria Hill al bus de SHIELD, justo antes de volver a ver cierto objeto del que no sabíamos nada desde Los Vengadores: el cetro de Loki.

Autor: Moisés Valderas

Compartir este artículo en

Deja un comentario