Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Review] Gotham 2×04: Rise of the Villains – Strike Force

La aparición de Jerome marcó un antes y un después en Gotham, no solo en la ciudad, si no que llegó para darle un salto de calidad gigantesco a la serie, volviéndose esta mas oscura, mas adulta, mas caótica, lo que todos esperábamos que llegase a ser la serie algún día. Con una presencia así de imponente, su ausencia es igualmente notable para los ciudadanos de Gotham, que ahora tendrán que lidiar con nuevos frentes.

El Pingüino, quien estaba cómodo en su torre de marfil dirigiendo a la calaña de Gotham, vuelve a ver como su idea de un crimen perfectamente organizado tras la caída de Jerome es posible. Y es que como Gotham 2x04 Pinguinodiría aquel: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Pero lejos de permanecer en la sombra, las acciones pasadas del Pingüino atraerá la mirada del que pretende convertirse en Rey de Gotham, aquel que nos despojó de uno de los villanos mas inmensos de la ficción televisiva, Theo Galavan. Y es que cuando se trata de jugar sucio, nadie mejor en Gotham que Oswald Cobblepot.

Gotham 2x04 GCPDMientras, el duro golpe asestado al corazón de Gotham, la comisaría del cuerpo de Policía, afronta la llegada de un nuevo Capitán. Un hombre digno de la ideología de Gordon, al que no le tiembla la mano a la hora de castigar a sus corruptos compañeros. Y fundar una nueva fuerza de ataque con la que limpiar las calles de Gotham de una vez por todas, y al coste que sea necesario.

Gotham 2x04  Bruce GalavanY ajeno a toda esa oscuridad siempre presente en la ciudad, se encuentra el bueno de Bruce Wayne, quien manteniendo la promesa realizada a Alfred no solo deberá cumplir con sus labores sociales y académicas, también con las físicas. Y es que nadie dijo que el entrenamiento para ser Batman fuese a ser fácil. Ademas, su ingenuidad le llevará a caer en las garras de Theo a través de su joven y preciosa “sobrina”, que embaucará al joven Bruce. Todo un Juego de Tronos el del señor Galavan, que con una jugada maestra ha conseguido hundir a cualquier rival, y hacerse con la simpatía del pueblo hasta tal punto, que todos lo ven como nuevo alcalde de Gotham.

Y así, casi sin pena ni gloria (la perdida de Jerome es aun reciente y notable), Gotham recobra un poco esa nueva calma inexistente desde la llegada de los Maniacos. Y los guionistas hasta se burlan de ello con un “No joker” (nada de bromas) casi al finalizar el episodio. Un capítulo para recobrar fuerzas, a la espera de lo mucho que se espera de esta segunda temporada.

Autor: Moisés Valderas

Compartir este artículo en

Deja un comentario