Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Review] Juego de Tronos 5×10: “Misericordia”

¿Era el octavo? ¿A riendas entre el noveno? NO, era el décimo. Parece que todo el arsenal estaba colocándose con sumo cuidado para explotar en los tres últimos episodios y el finale lo ha demostrado, Juego de Tronos no decepciona y si tiene que ser más cruel LO ES, ya sea con asesinatos, con muertes, con sorpresas o con humillaciones que llevan un tono gris a la serie que la hace si cabe más poderosa. Y sí, hablo de la escena de Cersei, que tiene una fuerza visual asombrosa de principio a fin, un tempo perfecto y una simbología que dudo deje vivo a alguno en próximas temporadas.

A priori, minutos después de ver el episodio, me parece imposible hacer una review que expulse todo lo que he recibido de ‘Misericordia’, este último episodio de la quinta temporada. Han vuelto tramas que parecían perdidas, ha vuelto Arya, han muerto personajes claves, han vuelto los que nunca deberían haberse ido y más de un lector estará contento.

Pero mi conclusión, propia, particular, única…es que el capítulo lo ha tenido todo más allá de una guerra elíptica que ojalá hubiera tenido algunos milloncejos de presupuesto, porque tanta palabra se quedó en una mirada perdida de Sansa desde Invernalia. Ay Sansa, que nos has robado una guerra.

Guerra Invernalia

Stannis vs Bolton

Empecemos por ahí, por la elisis, por un bando que se sabía derrotado antes de empezar. La cara de Stannis, su mirada, sus actos, todo ello nos lleva a una guerra que no vemos, que se nos venía anticipando desde hace semanas y que al final no hemos visto (tanto gasto en anteriores episodios tiene su consecuencia). Stannis tiene la guerra en la sangre y vence su propia batalla, pero antes de empezarla no se da ni cuenta de lo que le viene encima (“no habrá asedio mi señor) y ese comportamiento viene desde la anterior escena con Melissandre, donde el desprecio le da la mano al comportamiento del Baratheon.

La mitad de su ejército huye (los mercenarios) y más allá del motín ve como su mujer se ahorca tras lo sucedido con Shireen en el 5×09. Y claro, si a todo esto le sumamos la venganza de aquella que empuña el acero valyrio, poco puede hacer. Stannis cae por su propio peso tras ¿vencer? una guerra que también parece ganar Ramsay en distintos frentes, hasta que aparece Brienne de Tarth.

Brienne Stannis

Brienne, la venganza personificada

Tras esperar una señal tardía de Sansa que no llega a ver, Poddrick avista la batalla y avisa a su ama para tomar asiento en la guerra, observar y plantear la estrategia. Con la sangre fresca en la fría nieve de Invernalia, Brienne aparece con un lenguaje que va adecuado a su espada: afilada, fina, elegante y directa. Erguida, se planta ante Stannis una vez acabada la batalla y lo sentencia a morir después de que este confiese haber matado a su hermano con magia de sangre. Pim, pam, pum y todos tan contentos a casa, porque sí, vuelve Brienne.

Eso sí, mientras tanto la trama de Sansa se cierra con un final inesperado, porque aunque sí podíamos preveer el cambio definitivo de Hediondo tras el noveno episodio, pero no a tal escala. La escapada que intenta la Stark es de un auténtico profesional de Assasins Creed, pero nada escapa a la mirada de Myranda, que de la mano de Hediondo le paran los pies a la joven. La tragedia la impone la atrevida ‘golfa’ de Ramsay, que arco en mano le grita a Sansa que empezará a despedazarla adelantando los planes futuros de Ramsay una vez tenga descendencia.

Sansa Hediondo Myranda

Theon is back

Y claro, Hediondo dejo de ser tal para convertirse en héroe y salvar mediante cruento asesinato a la preciosa Stark. Sería interesante sumar las muertes de este episodio y decidir cuál es más cruel, pero la de Myranda a manos del Greyjoy no está nada mal. Una vez libres, parece que sólo tienen una manera de sobrevivir juntos, salir de Invernalia dando un salto desde el castillo hacia fuera y la caída era bastante alta, así que espero ver mínimo tanto a Sansa como a Hediondo en la misma silla de ruedas que Doran Martell, porque ese salto no es normal.

Y sí, así sí Arya

Tras la eterna y absurda escena en Braavoos del noveno episodio, se han guardado para el finale un par de minutos que bien podrían ser los más crueles de la temporada junto a la hoguera de Melissandre. Cuántas veces hemos podido preguntarnos, ¿Es esta la muerte más cruel de Juego de Tronos? Pues sí, lo hemos vuelto a gritar todos mientras una imprevisible Arya dejaba de lado su máscara para asesinar a Meryn Trant en aquel viejo lupanar.

La muerte de aquella máscara dejó de lado su presente para que la pequeña de las Stark hablara por sí misma con una pequeña daga que bien pudo clavarle veinte veces a Trant mientras le repetía una y otra vez: “Eras el primero de mi lista, ¿sabes quien soy? ARYA STARK”.

Arya Trant

Apuñaladora nata

Pero claro, “sólo la muerte compensa la vida” como bien le dijo Haqen Haghar una vez llegó a La Casa de Blanco y Negro y las consecuencias no se hicieron esperar. Los vellos de punta se mantuvieron bien firmes una vez Jaqen tomó el veneno y cayó desplomado al cuerpo para, instantes después, aparecer en otro cuerpo al otro lado de la casa. Sí, muerto y vivo. Aquellas máscaras no sólo eran de personas vivas como comprueba la propia Arya viéndose a sí misma en el reflejo de aque cuerpo sin alma. Y de repente, se fue la luz. Los ojos de Arya cambiaron de dolor y con el estruendo de aquel “la niña ha tomado una vida, la vida equivocada”, la Stark parecía perder la vista tras aquella muerte. Lo mejor sin duda de Braavoos en esta quinta temporada, apoteósico y con mucha vida para la sexta.

Y es que los malditos (cabrones, quiero decir cabrones) lo han clavado con el décimo hasta en Dorne. Porque sí, nos dieron una pista en la celda hace unas semanas, pero tras una despedida formal en la que el cuento parecía llegar a su final feliz, Jaime, Bronn y la parejita Lannister-Martell volvían a desembarco en barco tras una despedida al más puro estilo dorniense en el puerto.

jaime Myrcella

Verdad y sangre

Ellaria le dio un beso a Myrcella deseándole felicidad, Bronn se despidió de su serpiente y la vida aparentaba ser normal rumbo a la capital. Y todo parecía una bella historia de amor en el barco cuando de repente Jaime decidió contarle a Myrcella algo que la pequeña Lannister ya sabía, que su tío no era tal. En ese halo romántico/aburrido que seguía tragando Dorne, apareció la salvadora y adorable crueldad dorniense. Un destello de sangre comenzó a salir de la nariz de Myrcella como en su momento lo hizo en Bronn. Sí, ese beso en los labios de Ellaria Arena llevaba consigo el veneno mortal de Las Serpientes de la Arena, ha sido dejar Sevilla y ponerse interesante la trama, muertes y más muertes, una en cada puerto.

Myreen en cambio fue menos trascendental. Tampoco podía ser todo muerte, hacía falta un momento de transición y eso lo proporcionó Daario Naharis, que se hizo con la situación y puso a cada uno en su lugar. Él y Jorah salieron en busca de Daenerys, mientras que supo convencer a Gusano Gris, Tyrion y Missandei para que se quedaran a gobernar. Sí, vaya trío. En ese toco jocoso hay un guiño formidable de Daario al enano después de una enorme enumeración de cosas que el Lannister no puede hacer.

Meereen Tyrion

Gobierno en Meereen

Daario Naharis a Tyrion: “O sea, que sólo podéis hablar, ¿no?”
Fue fácil convencerle de que se quedara a gobernar en Myreen a las sombras de Gusano Gris, algo que retoma fuerza con la aparición de Varys: “Éramos tan felices juntos hasta que te marchaste”. Así reaparece la araña, que vuelve a retomar contacto con el enano para abrir así un nuevo frente abierto en la multitud de problemas que sufre Meereen.

Mientras tanto, Daenerys está llamada a sufrir. No hay un personaje que salga invicto de una batalla en Juego de Tronos y tras la huida a lomos de Drogon, acaban en tierra de nadie, sin comida, sin capacidad para retomar el vuelo y con pocas fuerzas. En una escena que (ojo al odio que voy a recibir con esta comparación) bien me recuerda ese amor/odio de Ash con Charizard (gracias), Dany sale en búsqueda de comida y al segundo se ve rodeada por centenares de caballos que la rodean en círculo. Es el khalasar de Khal Jhaqo, antiguo ko de Drogo, que hace que la Targaryen se de cuenta de que están en el Mar Dothraki.

El detalle es que Daenerys se quita el anillo en el momento exacto en el que los ve, una boda que deja de existir.

Danenerys: “Drogon, ¿cómo de lejos me llevaste? tenemos que volver, llévame a Meereen”

Daenerys Drogon

Un Dragón demacrado por unas lanzas…

Y al fin, Desembarco. Parecía una trama abandonada, que había perdido peso, que la reina enclaustrada no tenía adónde ir. Pero no, le tenían guardada un lugar más que especial en un final que ella convierte en un eterno gris con olor a muerte. Cersei decide romper su silencio para salir de su celda y decide confesar ante Gorrión Supremo. Acepta haber tenido relaciones con su primo Lancel Lannister, pero no que sus hijos sean unos bastardos.

El Gorrión Supremo le deja marchar a la Fortaleza Roja, pero le adelanta que habrá un juicio para comprobar si su versión es o no correcta.
Cersei: “Confieso, ¿cómo he podido estar ciega tanto tiempo?”
Gorrión: “Su alteza será juzgada acorde a sus pecados. Has dado el primer paso”

Pero la salvación no es tal y la FE obliga a que la reina regente deba cumplir penitencia. Cersei es limpiada, le corta el pelo hasta ensangrentarla y es obligada a hacer una expiación, recorrer desnuda ante toda la ciudad el camino desde el Gran Septo de Baelor hasta la Fortaleza Roja.

Cersei desnuda

Espectacular Lena Headey

Más allá de que pensemos cuánto habrá llevado llevar a cabo esta memorable estena de Lena Headey (que se muestra durante varios minutos demacrada y desnuda en pantalla), la escena rompe el episodio. La reina deja de serlo ante un pueblo que se averguenza de ella, la insulta, la maltrata, le tira objetos.

El tempo de la escena es perfecto para sufrir de la mano de uno de los personajes más malévolos e inteligentes de la serie, que se arrastra entre el dolor y la sensación de perder toda la dignidad ante un pueblo que ha gobernado desde lo alto de su fortaleza. Sin apenas pelo, desnuda y sin nada que esconder, Cersei llega a la Fortaleza Roja tras minutos interminables y lágrimas en los ojos.
Es una de las escenas más poderosas de toda la quinta temporada, nos regala a una Lena tremenda en uno de los silencios más poderosos de toda la serie. Sin apenas fuerza para caminar, la reina es recibida por Qyburn, que la tapa con una manta a la vez que le presenta a su nuevo y sorprendente miembro de la Guardia Real, (por narices debe ser Gregor Clegane, el ‘resucitado’).

Juego de Tronos, lágrima eterna

Martin siempre sabe cómo dañarnos el corazón. Los buenos no siempre sobreviven, de hecho, normalmente toman decisiones que autodestruyen al grupo en un mundo tan cruel como el de Juego de Tronos. La vida y la muerte mueven el episodio de Jon Snow, que al inicio salva sintomáticamente a su amigo Sam Tarly al regalarle la libertad para que pudiera irse con Gilly y el pequeño Sam y así dejar el Muro. Sam prometió convertirse en maestre y aprender lo suficiente como para ayudar a los cuervos antes de la vuelta de los caminantes. Tarde.

Jon: “El fin del mundo pinta bien para alguien”.

Él mismo lo predijo sin saber su final, el mismo que el de Julio César, asesinado por los suyos, La traición en busca de la salvación de la Guardia de la Noche. Curiosamente todo sucede en la vuelta de Melissandre justo cuando Jon negó el ejército a Davos para ayudar a un Stannis que ya había dejado este mundo.

La mezcla era apabullante: final del episodio, volvía Melissandre con sangre regia desaprovechada, batalla perdida, tensión en El Muro con los salvajes…algo tenía que pasar. Y no es otro que el pequeño Olly (haciéndolas de Bruto) el que engaña a Jon con una historia sobre la supuesta supervivencia de su tío Benjen. Nada más lejos de la realidad, la calaña que busca por la supervivencia de Los Cuervos había traicionado a su Lord Comandante y lo celebraba a base de cuchilladas.

“For the Watch”. Ese clamor acompañaba cada cuchillada que sufría en el estómago Jon Snow de cada uno de sus compañeros. La última, la definitiva, la de su aprendiz, la de su particular hijo, la de Olly, que cerró una imagen de sangre y nieve en uno de los finales más trágicos y lacrimógenos de estas cinco temporadas. Bruto tenía que ser.

Jon Snow dead

“Traitor”

Análisis
Análisis realizado por
Juan A. Pérez
Fecha del análisis
Ítem analizado
Juego de Tronos 5x10
Puntuación
5

Autor: Juan A. Pérez

Periodista. Sevillano. Sintiendo la profesión en la radio. Amante del futbol y el cine. Ahora en @PlanetaDMQ @eldesmarque @GeneracionGeek y @tablero_rne

Compartir este artículo en

8 Comentarios

  1. Aun estoy shockeada! :S Jon Snow … ¿Why? :c y me viene a la mente las palabras de Ramsay “Si crees que esto tendra un final feliz es que no has estado prestando atencion” shit! Mas ciero no puede ser… Alguien que me de esperanzas? La bruja podra ser capaz de revivirlo o algo asi, no se, vivir dentro de Fantasma, algo, realmente no acepto la muerte de Jon Snow TT__TT

    Publicar respuesta
    • La bruja roja lo resucitará como en la temporada 2 un sacerdote de rholl resucita al caballero de la espada llameante en la pelea contra el perro en la cueva

      Publicar respuesta
  2. Ehhh… menudo capítulo. Pufff, aún estamos en proceso de aceptación. Pero tras hacer recuento de cuántos Stark quedan vivos (parece mentira que aún quede alguno) nos preguntamos: ¿Qué fue de Bran? Llegó al sitio este donde está el abuelete-raíz de árbol, ¿y ahí se quedó? Su amigo, no recuerdo el nombre, el rubito hermano de la chiquilla, ¿la cascó al final de la temporada 4 para que él (Bran) no haya hecho nada de nada en la quinta? Estas son las cosas que me molestan de Juego de Tronos.

    Publicar respuesta
  3. No puede ser que Jon Snow muera así de esa manera. Tengo la esperanza que de algún modo sobrevivirá. Como poder saber eso, no creo que sea capaz de esperar a la próxima temporada para averiguarlo, no existe manera de saber? algún adelanto confiable para tener alguna idea de lo que viene?.

    Publicar respuesta
  4. Exacto, Francis! Yo tengo la esperanza que la bruja lo reviva o suceda increíble que lo salve porque no puede ser algo tan cobarde el final de Jon

    Publicar respuesta
  5. No es Jocelyn Swyft quien cubre a Cersei (eso es en el libro). En el capítulo ha sido Qyburn.

    Publicar respuesta
  6. Si puede ser que lo resuciten, pero segun los libros la mujer de nek stark debio de ser resucitada despues de la boda roja por la hermandad y en la serie nada de nada

    Publicar respuesta

Deja un comentario