Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Review] Juego de Tronos 6×04: “El Libro del Desconocido”

El cuarto episodio de esta sexta temporada de Juego de Tronos no sé cómo tomármelo, si como un nuevo viento para cruzar varios destinos de la serie, si como un punto de inflexión para una guerra venidera o como un guantazo limpio en el que debemos sentirnos obligagos a ponernos de rodillas ante Daenerys. Lo estoy pensando, pero dejen que al menos les cuente mi visión del episodio mientras lo hago.

Este ‘El Libro del Desconocido’ es una nueva cruzada, sobre todo para Dany, pero también para Brienne, para los Lannister y los Tyrell, para un nuevo rumbo constante que la serie propone una y otra vez en esta sexta, más giros que nunca y una baza interesante, las tramas van a cruzarse sin rumbo fijo. La madre de los dragones es el mayor ejemplo, nos haya enamorado o no la escena (en la que recuperan épica la banda sonora en la que Daenerys tuvo a Drogon).

Ahí es donde le doy vueltas, ¿hasta qué punto es creíble repetir el mismo truco ya usado? Han matado al Khal y a todos sus secuaces y al instante se arrodillan ante su nueva líder recién salida de los infiernos. Me encanta, pero no sé si creérmelo. Eso sí, definitivamente es un cambio que antes habríamos comprado al final de una temporada y ahora se encuentra casi en sus inicios, por lo que el recorrido que tendrá la escena traerá consecuencias instantáneas. Y esperemos que también a Drogon, para qué engañarnos.

El guiño, a pesar de muchas críticas, es que la propia Emilia Clarke ha tenido que recalcar ya en varias ocasiones y a pocas horas de que se emitiera el episodio que está orgullosa de volver a tener una oportunidad de ser ella. Aclara que no tiene dobles en el final apoteósico de episodio, que desde la tercera temporada no estaba en una situación así y el guión ahora lo exigía.

Nueva guerra en el Norte

Irremediablemente Sansa y Jon toman fuerza, por todo. Por la posición que toma Brienne ante Davos y Melisandre, por la guerra que se avecina tras la carta de Ramsay y por el orgullo Stark que saca la mayor de las hijas de Ned, que convence a base de madurez a su medio hermano. Son demasiados ingredientes para una nueva guerra que veremos si sucede esta temporada.

Cinco mil hombres de Ramsay (más los que Sansa desconoce que sumen los Umbers) contra los dos mil que llevan detrás los salvajes, más allá de los que sumen la Guardia de la Noche. Y el espíritu de Renly en el ambiente, con la venganza desconocida de Brienne en el silencio después de ser la asesina de Stannis. Todo explota en Juego de Tronos, la pregunta es cuándo.

PERO, pero, pero, siempre hay peros. Más allá de la cara de Tormund al ver la increíble belleza de la joven de Tarth, ¿por qué Jon no le pregunta a Sansa por todo lo que ha vivido? Las bodas con Joffrey, Tyrion, la huida con Meñique, si tía Lys, lo sucedido con Theon y Ramsay…hay demasiado importante que contar y la tijera molesta a pesar de ser un episodio de una hora de duración. Que por muy mal que se llevaran son hermanos y esas conversaciones acrecentarían el odio de Jon para tomar una decisión que en el fondo sabe que tomará, pero ayudaría mucho más a la trama.

Tyrion busca su Juego de Tronos

En Meereen la vida sigue igual, igual de aburrida y sistemática. Enanos negociando, guerreros aparentando y eunucos…bueno, poniendo una sonrisa. Está más interesante este episodio Desembarco del Rey, porque la unión Lannister-Tyrell nunca traerá nada bueno, ni para el Septón Supremo ni para los Tyrell, que dudo salgan beneficiados de una guerra en la que dudo llegue a haber batalla.

Me gusta mucho el sabor a poder que sigue guardando Margaery ante un Loras hecho trizas, volcado hacia la muerte o la salvación más que a la recuperación del honor. Y Tommen, bueno, sigue ahí, de fondo, dejando que otros tomen los hilos de su vida, de su reina y de su futuro. Ese libro de los extraños que lleva por nombre el episodio es el foco en el que se centran el Septón y la Margaery en una de las conversaciones más intensas del episodio, una religión que dará la vuelta a todo, como la vida misma que cuenta el que es la máxima autoridad de la Fe de los Siete.

Theon cumple con el cometido que se le espera, Ramsay nunca decepciona por más que nos quieran engañar y la serie va trazando unas líneas en las que Bran será el nexo común entre todas las partes. El pasado será el mejor punto para confluir con el presente, sólo debemos esperar hasta que quieran unirlo con alguno de sus hermanos para que todo estalle.

 

Análisis
Análisis realizado por
Juan A. Pérez
Fecha del análisis
Ítem analizado
S06E04 Juego de Tronos
Puntuación
3

Autor: Juan A. Pérez

Periodista. Sevillano. Sintiendo la profesión en la radio. Amante del futbol y el cine. Ahora en @PlanetaDMQ @eldesmarque @GeneracionGeek y @tablero_rne

Compartir este artículo en

Deja un comentario