Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Review] El Ministerio del Tiempo 2×09: Óleo Sobre Tiempo

Tras el parón previsto después de presenciar el fin de la Guerra de Cuba en Tiempo de Valientes, tocaba volver a esperar con ansia los lunes, una sensación que solo nos produce series como El Ministerio del Tiempo. En esta ocasión tendremos que viajar a la era del Rey Felipe V, y es que apenas unos días antes del gran incendio del Real Alcazar de Madrid, Velázquez recibe una notificación avisándole de que una de sus obras perdidas hace casi 300 años se está subastando en 2016, y por supuesto, Darrow con Lola Mendieta al frente, están detrás de este robo y venta de óleos.

Ministerio del tiempo 2x09 Velázquez

Todo esto coge a Velázquez en pleno proceso de abandonar El Ministerio del Tiempo por enésima vez, harto de lo que él entiende como poco protagonismo. Sin embargo un giro de los acontecimientos provoca que él mismo sea una de las pocas opciones de éxito para la misión de saber que está ocurriendo con esas obras, y si es cierto que alguien las está robando y suplantando por falsificaciones, nadie mejor que el propio Velázquez para reconocerlas de inmediato. De modo que él e Irene viajarán al Madrid de 1734.

Lejos del Ministerio del Tiempo, ademas de las inquietudes del autor también profundizamos de nuevo en las vidas personales de nuestros agentes. En especial Alonso, quién sigue perturbado por la presencia de esa tal Elena y su misterioso gran parecido físico con la que fue su esposa, Blanca. Pero también nos sumergimos en el corazón de Amelia, la cual aun no es consciente de cuanto ha cambiado su futuro, pero sus dudas amorosas la hacen alejarse de Julián y aprovechar para pasar mas tiempo con su familia.

Ministerio del tiempo 2x09 Amelia

 

De nuevo en el siglo XVIII, Irene y Velázquez, haciendose pasar por grandes duques aficionados al maestro, se ganarán los favores de la Reina Isabel de Farnesio, dado que la salud del Rey, tanto física como mental, se encuentra bastante deteriorada, para de este modo tener acceso a los diferentes rincones de palacio y averiguar que obras han sido ya suplantadas, y cuales serán el próximo objetivo de estos ladrones de arte intertemporales. Pero en el grupo Darrow también surgen las complicaciones, y es que la tecnología agresiva usada por sus miembros para viajar en el tiempo sin usar “el modo natural” de las puertas, causará grandes estragos haciendo que uno de sus miembros pierda la vida, poniendo en entredicho a toda la organización.

Pese a todo, el plan de Darrow sigue adelante e intentarán hacerse con el mayor número de obras posibles, ¿qué mejor que un previsto incendio para ocultar las huellas de un robo a gran escala?. Tanto es así, que El Ministerio del Tiempo se ve obligado a enviar a su equipo de élite, siendo insuficiente la presencia de Velázquez e Irene. Y entre los cinco no solo aliviarán el mal del Rey Felipe V (gracias a las habilidades de Julián), si no que se interpondrán en el camino de Lola Mendieta consiguiendo recuperar todas las obras robadas y que se encontraban a buen recaudo en una zona del Palacio a salvo del futuro incendio. Pero otro dilema surge en el Ministerio. Devolver las obras originales y perder ese valor incalculables en el incendio como está escrito, o ponerlas a salvo a riesgo de que vuelvan a caer en malas manos.

Ministerio del tiempo 2x09 Alcazar Amelia Alonso Velázquez

 

La solución a este problema, sin embargo, se la sirve en bandeja la propia Lola Mendieta quien, una vez más, dice estar arrepentida de sus actos. Y le propone al Ministerio del Tiempo quedarse con todas las obras, que estarán a buen recaudo en el Ministerio escondidas al resto de la humanidad, a cambio de su libertad. La cual aprovechará para, como si de El Castigador se tratase, acabar literalmente con la cabeza de Darrow, quienes antepusieron su beneficio por la salud de sus agentes.

Pero la libertad de Lola no será el único problema en el horizonte. Aun nos queda por descubrir que ocurrirá con el futuro de Amelia tras haber cambiado la historia, y los acontecimientos que pueden provocar estos cambios.

Autor: Moisés Valderas

Compartir este artículo en

Deja un comentario