Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Review] The Walking Dead 6×14: “Dos veces más lejos”

 The Walking Dead juega con alternativas en este ‘Twice as Far’, apología de la lucha personal que tres personajes interiorizan en cada una de las escenas en las que aparecen en este 6×14, un intento de remover conciencias que funciona como humo previo a la bomba por explotar en los dos últimos episodios de esta sexta temporada.

Eugene, Denise y Carol, esos son los tres personajes seleccionados con idea firme para revalorar la trama que se presenta más allá de la misión que propone la médico, un drama en el que Daryl podría entrar en sus reminiscencias a Terminus, pero no, no se desarrolla tanto su línea como en los otros tres casos.

La propuesta está clara, levantar el polvo con dos personajes que no son apenas protagonistas como son el caso de Rosita y Denise, pero qué credibilidad puede tener su discurso sin haber matado nunca más allá de Alexandria ¿eh? Pues nada, allí que va la tropa comandada por un Daryl que no sabe conducir una camioneta. Esto sí que es poco creíble y no las seis temporadas de muertos vivientes.

Rosita desarrolla su personaje en un entorno más local y parece que hasta huye para alejarse de la cena propuesta, Denise lava su imagen con una lucha interna que le lleva a afrontar un reto más tras la salida de Tara y Daryl…bueno, alguno de los importantes tendría que estar para lo que se propone, que no es otra cosa que un encontronazo con los Salvadores.

The Saviours, ballesta en mano

Ahí volvemos a la ballesta, a Dwight, a la sangre, la muerte y a la controversia constante de los personajes, no matar cuesta más vidas en The Walking Dead y Daryl lo reconoce por enésima vez. La pasividad le hace elegir el mismo camino que él ya rechazó, las vías del tren que le llevan a la desgracia, un complemento moral más ilógico que el sacar de Alexandria al único médico de la zona sin el consentimiento además de un Rick desaparecido.

El segundo punto de infexión es el de Eugene y su segunda fase, inercia positiva. Sus convicciones, por primera vez, son duraderas y más allá de la amistad con Abraham al que aleja conscientemente. El cerebro empieza a conectarse al guerrero que el coco del grupo lleva dentro, aunque las consecuencias no siempre sean buenas. Pero sí chaval, estás en la fase dos, enhorabuena.

La regla del callado vuelve a propiciar una muerte, ese personaje que habitualmente está en un tercer plano y apenas habla más que en alguna escena de grupo sin levantar mucho la voz. Una constante con un reparto tan grande y cambiante como el de los muertos vivientes. Pero qué se le va a hacer, aquí poco podemos quejarnos más allá de preguntarnos por qué Carl pudo sobrevivir y por qué en este caso no…espera, es que no había médico para ayudarle. Plas.

The Walking Dead, más que zombies

Y la tercera lucha llega con Carol, aunque esta viene de lejos, en concreto desde que disparó esa bala al wolve de Morgan, un punto trágico que le marcó a tomar decisiones difusas hasta el día de hoy. Seguramente su personaje sea el que tiene más conflictos de la serie por su complejidad y eso lo hace maravilloso para analizarlo, más aún cuando se convierte en un cliffhunger silencioso que te hace pensar más que abrir los ojos.

Sólo un guiño más, el de Rick con Morgan. Piensen lo que está haciendo el tortuga ninja, por qué lo hace, recuerden su episodio y su flash back…y ahora salgan de la vida real para entender cómo, un policía, lejos de su realidad, le pregunta por qué está preparando una cárcel en Alexandria. Que vengan ahora los mismos de siempre a contarme que The Walking Dead es simplemente una serie de zombies, que tenemos de qué conversar.

Análisis
Análisis realizado por
Juan Pérez
Fecha del análisis
Puntuación
3

Autor: Juan A. Pérez

Periodista. Sevillano. Sintiendo la profesión en la radio. Amante del futbol y el cine. Ahora en @PlanetaDMQ @eldesmarque @GeneracionGeek y @tablero_rne

Compartir este artículo en

Deja un comentario