Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Review] The Walking Dead 8×16: “Ira”

El final de una guerra ni tuvo final ni fue una guerra, sí abre una herida interesante tras este 8×16 de The Walking Dead por el cariz que toma el último consejo de Maggie, Jesús y Daryl, pero se aleja mucho de un final consistente después de dos años repletos de Negan en el que hay muchas más preguntas que respuestas.

Las decisiones en esta season finale proponen tantas interpretaciones como hechos suceden, como la aparición final de Jesús con Maggie, la decisión de Rick con Negan y el planteamiento global con infinidad de personajes que no han tenido opción más que aparecer sin desarrollo de trama, una puesta en escena que además sabe a poco después de haberse vendido el final de la guerra entre Negan y Rick.

El universo se les está haciendo enorme, más aún con la entrada de Fear The Walking Dead, pero todo termina en Rick. La decisión de dejar vivo a Negan no es tan extraña como pueda parecer, de ahí la importancia de la carta en los últimos episodios, del paseo y de complementar lo que ya sucede en los cómics; lo raro es entender cómo le puede afectar eso tanto a Negan hasta sacarle unas lágrimas y hacerle bajar la guardia cuando tenía todo para destrozar a Rick con Lucille. Esa energía rompe al personaje aunque se quede vivo, obviamente abriendo una nueva brecha en busca de confrontaciones futuras…y ahí es donde entra Maggie.

Sin apenas minutos en el episodio, Maggie es la auténtica protagonista de esa Ira que toma por nombre el episodio de cara al relevo de la próxima temporada. Sus lágrimas de rabia ante la decisión de Rick la llevan a cambiar el foco junto a Daryl y Jesús, que se proyectan como enemigos de Rick y Michonne en la novena. Eso sí, que alguien me explique por qué Jesús cambia su actitud al 100% después de una temporada completa junto a Morgan en contra de la violencia y la muerte.

El juego de las balas y la traición de Eugene funciona en el guión, porque seguramente sea uno de los personajes más interesantes de la temporada, pero la manera en la que se muestra deja muy frío, sin apenas tiempo a reaccionar ni a conocer más reacción que la de Rosita al recordar su vómito, desprestigiando el significado de los hechos por detalles sin importancia.

La conciencia de la serie ha sido durante muchos episodios Morgan, que a pesar de alejarse cada vez más de la cordura vuelve a alejarse después de dejar varias frases lapidarias en un plano que cuenta mucho más de lo que se dice. “Lo hemos perdido todo, así que acabemos con esto” le dice a Rick antes de ir a por Negan. El reposo de la frase va más allá de Carl y de la familia que ambos han perdido y ante el silencio del líder el plano se funde en la partida hacia la batalla entre Michonne y el propio Rick de la mano, una respuesta que toma sentido con la idea de cárcel que se plantea posteriormente.

La melancolía que propone la serie funciona, pero los hechos chocan con la realidad y es que es difícil de explicar cómo Rick acierta a darle un navajazo en la garganta a Negan tras distraerlo sabiendo a la perfección que no iba a matarlo. ¿Cómo llegamos a creernos tal precisión? Es imposible, como también imaginar la última escena de Maggie con Jesús y Daryl, lo único del episodio que se sale de lo previsible y avisa de una futura guerra civil en el mismo bando.

civil war The Walking dead

Lo mejor

– El perdón a Dwight y las connotaciones que tiene en Daryl teniendo en cuenta la importancia del primero en el cómic.

– El esbozo de sonrisa final de Negan una vez conoce su futuro.

Lo peor

– La rapidez con la que ‘se acaba’ la Guerra 15 minutos antes de que finalice el episodio sin evolución posterior.

– El doble rasero de Jesús, por explicar.

Autor: Juan A. Pérez

Periodista. Sevillano. Sintiendo la profesión en la radio. Amante del futbol y el cine. Ahora en @PlanetaDMQ @eldesmarque @GeneracionGeek y @tablero_rne

Compartir este artículo en

Deja un comentario