Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Opinión] Marvel’s Runaways: la serie teen de superhéroes que esperábamos

La premisa de la serie es la siguiente: seis adolescentes descubren, por accidente, que sus padres son unos supervillanos que están aterrorizando al mundo y que pretenden hacerse con el control del mismo. Ellos son los únicos que saben de este secreto y sienten el deber de pararlos. Pero ¿cómo destruyen Orgullo, su organización secreta? De cara al mundo, Orgullo es una de las asociaciones científicas que más aboga por el progreso y el futuro y el mundo los adora. ¿Cómo hacerse cargo de algo así mientras lidias, además, con el descubrimiento de quién eres?

Marvel’s Runaways posee, a priori, todos los ingredientes para crearse una imagen prejuiciosa de la serie. En primer lugar, sus creadores son Josh Schwartz y Stephanie Savage, conocidos por ser las cabezas pensantes detrás de una de las series teen que hicieron época, Gossip Girl. A esto se le suma a que los Runaways son de los grupos de superhéroes más desconocidos del gran público, ya que no se le ha hecho alusión alguna en ninguna de las series y películas que conforman el UCM. Para rematar, no se trata de ninguna serie de Marvel en Netflix y su casting está formado por actrices y actores jóvenes casi debutantes en su mayoría.

Sin embargo, pese a tenerlo todo en contra, Runaways ha demostrado que se pueden seguir contando historias de superhéroes sin caer en los mismos esquemas, manteniendo el canon de los cómics pese a las limitaciones de derechos y personajes que no pueden aparecer. La serie es interesante, divertida, e intensa. Sobre todo intensa. La trama que subyace desde el principio hasta ahora está marcada por el enigma de Jonah, un fantástico Julian McMahon por quien parece no pasan los años.

Jonah es la clave de todo: de Orgullo, de lo que ocurre al principio de la serie y da pie a la revelación de los padres como villanos, de la misteriosa fe en Gibborim, de las habilidades especiales de algunas de las chicas… La resolución a su papel dentro de todo lo demás es lo que otorga el lado más “fantástico” y comiquero de la serie.

Porque sí, en Runaways hay superpoderes y criaturas fantásticas, pero son las cosas que menos importan. Dejando a un lado a lo anteriormente mencionado, lo que hace que Runaways funcione y enganche son las dinámicas entre personajes. Los seis protagonistas son los arquetipos básicos de personajes de instituto: el deportista, niño rico, blanco y sobrado; el nerd, friki de la tecnología y solitario; la emo, fan de la brujería cuyo armario no entiende de más colores que el negro; la activista de pelo de colores, de fuertes convicciones y de visión sarcástica del mundo; la niña buena, religiosa y perfecta estudiante que nunca se mete en problemas, y por último, la pequeña del grupo que pretende formar parte de él a pesar de que el resto sea mayor que ella.

Todos ellos son presentados en el piloto de esta manera, aunque poco a poco sus identidades se van desarrollando y mostrando varias cosas. Por ejemplo, que el solitario es el verdadero líder o que el deportista es un genio.  Es justo gracias a esto, a que se van descubriendo en la relación de unos con otros, donde Runaways resulta tan entretenida. Cuando el grupo actúa junto, se disfruta muchísimo. Además, las esperadas tramas románticas se dan la vuelta en un giro de los acontecimientos muy agradable, huyendo de los esperados prototipos.

Paralelamente a ellos está Orgullo, o lo que es lo mismo, la organización secreta formada por las madres y padres de cada uno de ellos. Si en los hijos las dinámicas resultan entretenidas, con los padres toma otro tipo de complejidad. Si bien es cierto que a veces copan todo el protagonismo, sin ellos Runaways no gustaría tantísimo.

En definitiva, Runaways es una serie de adolescentes con poderes que no sigue el patrón de las clásicas historias Young adult. Repleta de preguntas, con momentos entrañables, duros y a veces, terroríficos, la serie es justo lo que el género de superhéroes necesitaba para renovarse. Por no hablar de que posee un casting fenomenal, muy similar a sus personajes de las viñetas y diverso.

Marvel’s Runaways se estrenó el pasado mes de noviembre en Hulu, la plataforma streaming de series y películas responsable, entre otras, de El cuento de la Criada. A España llegaría poco después distribuida por HBO.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario