Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Stranger Things es acusada de plagio

Charlie Kesser asegura que la idea de Stranger Things es suya

 

En el mundo del audiovisual hay dos reglas no escritas que casi siempre se cumplen. La primera es que, si algo tiene éxito, seguro que es acusado de plagio. Por ejemplo, antes de los Oscar, La forma del agua tuvo que esquivar varias demandas, algunas más serias que otras, que la acusaban de plagiar ideas y conceptos. La segunda está relacionada con dichas ideas. Nunca, jamás, cuentes tus ideas de forma pública sin haberlas registrado, guardado y protegido. No sabes si quién te está escuchando puede llegar a robártela…Con Stranger Things ha pasado que las dos reglas se han mezclado, transformándose en una demanda contra la serie.

Pero, ¿qué ha ocurrido exactamente?

Charlie Kessler, conocido por su trabajo como productor y coordinador técnico, ha denunciado a los hermanos Duffer, creadores de Stranger Things por apropiación indebida y posterior plagio de su idea. De acuerdo con la información recogida por The Hollywood Reporter, Kessler le contó a los Duffer una serie muy parecida a Stranger Things que estaba preparando para vender en televisión. Lo hizo durante el Tribeca Film Festival en 2014, donde coincidió con ellos durante una jornada.

Dicha serie se trataba de una historia de ciencia ficción acerca de una base militar abandonada cerca de Montauk, Nueva York. Alrededor de dicha base hay mucha leyenda urbana, sobre todo relacionadas con casos paranormales y teorías de la conspiración. Su título era The Mountauk Project, en referencia Montauk, el cortometraje que dirigió años atrás. ¿Lo espinoso del asunto? Stranger Things en su primera versión fue conocida como Montauk y también estaba situada en Nueva York.

Kessler pide una indemnización millonaria, así que como la cancelación inmediata de la serie. También exige que los Duffer dejen de usar su idea y material. Netflix por ahora no ha comentado nada sobre el asunto, más allá de desestimar el plagio de manera preventiva. El caso es asunto ahora de los tribunales.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario