Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

[Opinión] Teen Wolf, ¿qué está pasando con Stiles?

Teen Wolf está afrontando en estos momentos el último sprint. La serie, creada por Jeff Davis para MTV y basada en la película homónima, llegará a su episodio final el próximo 24 de septiembre. Dicho episodio, emitido por ahora tan solo en Estados Unidos, será también muy especial por ser el número 100.

 En estos 100 episodios, Scott ha sido la figura constante, junto con Lydia, aunque hay alguien que posiblemente lleve 90 episodios a sus espaldas. Número arriba, número abajo. Alguien esencial, clave. Un personaje que ha crecido junto a la manada y que siempre ha supuesto la nota de color y humor.

Stiles. ¿Qué pasa con él?

La “6B” está resultando ser una montaña rusa de sentimientos, generados en gran parte por la aparición de viejos enemigos –muy queridos- y personajes que un día se marcharon para siempre. La vuelta de Jackson, por ejemplo, ha sido una de las más esperadas.

Cuando Colton dejó la serie de repente, teóricamente para volcarse en su papel de Arsenal en Arrow, Jackson se fue con él. En Beacon Hills nadie parecía recordar al chico mitad lobo y mitad kanima, a pesar de haber sido vital para la segunda temporada. Ni un “¿qué será de Jackson?” “¿Le irá bien en Londres?”. Nada.

Esa fue la primera vez que Teen Wolf pecó del síndrome de “nunca estuvo aquí”, como a mí me gusta llamarlo.

Tras él le llegaría el turno a Aiden, el alpha gemelo con Ethan que murió tan solo unas temporadas después y que fuese además pareja de Lydia. Lydia no ha vuelto a decir nada sobre él.

En esa temporada se despediría Derek, quien pese a ser el mentor de Scott, tampoco pareció importarle mucho al chico. Su única mención sería en la estantería del instituto donde pusieron sus iniciales. Al menos en su caso Tyler quiso marcharse de la serie, porque en el caso de Arden Cho…lo de Kira sigue siendo inexplicable.  ¿Qué está pasando con ella? ¿Logró dominar al kitsune? ¿Por qué nadie parece haber llamado a Kira para advertirle que está en peligro?

Se podría decir que Teen Wolf no cuida a sus secundarios por ser eso mismo, secundarios. Jackson se fue y entraron Liam y Theo, una mezcla de las cualidades de Jackson. A Aiden lo sustituyó Parrish y Scott ha vuelto a enamorarse, esta vez de Malia. Todos secundarios o regulares.

Sin embargo, a la vista está que cuando su protagonista se fue, no le han faltado homenajes y menciones continuas. Allison está presente siempre en el grupo. Incluso en esta temporada.

 Pero, ¿por qué nadie se acuerda de Stiles de repente, aun siendo principal? Y ¿por qué ese desprecio al personaje de Dylan O’Brien?

Es necesario recordar que la reducción de minutos de O’Brien en Teen Wolf no fue una decisión tomada desde el hastío, sino que el actor sufrió un grave accidente que condicionó su carrera en esos momentos. Lo que ocurriese después no trascendió, pero algo grave hubo de ser cuando Stiles casi que no sale en la temporada final. Fueron los fans y sus constantes peticiones quienes consiguieron que Davis llegase a un acuerdo con Dylan. Aunque eso sí: ni tan siquiera aparece en los créditos iniciales. Da igual que haya sido el motor de la ficción; nadie parece importarle.

No obstante, al margen de los problemas entre actor y equipo y lo que cada uno quiera asumir que ocurrió, se encuentra la historia.

La coherencia interna narrativa. El vínculo que une a Scott, Lydia, Malia y Stiles. Stiles no ha sido un secundario intermitente, sino quien ha llevado el peso de la serie durante seis temporadas. En la tercera, más que nada. Pensar en Teen Wolf es pensar en los comentarios sarcásticos del chico con nombre impronunciable, en su capacidad de unir ideas y en el héroe definitivo que llegó a convertirse. Scott sin Stiles no es Scott, al igual que es imposible pensar en el sheriff Stilinski sin la existencia de su hijo.

Y entonces, ¿por qué nadie parece recordarlo? En la 6A fue culpa de los Jinetes, pero ahora…La excusa es muy pobre, ya que según sus amigos “no quieren molestarlo” mientras está en el FBI. Porque ahora resulta que el hecho de que la madre de tu mejor amigo se debata entre la vida y la muerte, y tu novia esté en el hospital, son meras anécdotas. Por no hablar de una megaorganización de cazadores que está liquidando a todos tus amigos.

Desde mi punto de vista, a veces el orgullo, ego y demás intereses que interceden en el desarrollo de una historia deben ser suprimidos, en pos de la calidad de dicha historia. No se puede pretender que Stiles no es esencial, ni importante, ni relevante a estas alturas del partido. Y no es que esto lo diga como fan del personaje –ni tan siquiera es de mis favoritos-, sino como alguien con la capacidad crítica suficiente para reconocer lo mal que lo están haciendo. El público se da cuenta, y es normal que reclamen la presencia de un fan favorite. Aunque sea mencionándolo en una conversación trivial. Y más aún si la estrategia de promoción de la sexta temporada ha sido mostrar mucho más Stiles del que de veras aparece.

Déjenle a Stiles el final que se merece.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario