Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Cómo conseguir a los Pokémon más escurridizos de Sol y Luna

Para aquellos que ya llevan un buen número de horas invertidas en las nuevas ediciones de Pokémon Sol y Luna, notaréis que hay varias criaturas que se os han podido pasar de largo. Lo primero que hay que mencionar es que el nuevo añadido de las Llamadas de Ayuda puede tener algo que ver.

Una vez superada la primera prueba de la Isla Melemele, algunos pokémon salvajes podrán llamar a compañeros que les ayuden cuando se encuentren en apuros. Lo más habitual es que invoquen a los de su misma especie, pero no siempre se dará el caso. Aquí os hablaremos de algunos de esos seres más escurridizos y que tienen pocas probabilidades de aparecer:

Happiny – La preevolución de Chansey es uno de los primeros pokémon que encontraremos sólo desde cadenas de batalla. Puede aparecer en la zona Sur y Oeste de la Ruta 1, llamados por los Pichu salvajes. Su dificultad de aparecer aumenta al tener en cuenta que el propio Pichu tiene un 5% de probabilidades de aparecer.

Mareanie – El espinoso marino también puede pasarse por alto con suma facilidad. Sólo aparecerá si es invocado por un Corsola salvaje en peligro, que puede obtenerse desde los puntos de Pesca en la playa de la ciudad Haouli.

Goomy – El dragón pegajoso aparecerá como refuerzo en la Ruta 17, en la isla de Ula Ula, y sólo si está lloviendo. Por suerte, en la zona suele llover. El problema es la baja probabilidad de que acuda ante la llamada de los salvajes.

Chansey – La evolución de Happiny también aparece en situaciones muy específicas. Desde el Bosque de Poni, en las zonas de hierba del camino estrecho que lleva hasta la llanura, y puede ser llamado por los Riolu salvajes. Chansey es, además, una buena fuente de experiencia para subir de nivel a tu equipo.

Gabite – La evolución de Gible aparecerá en el Desierto de Ula Ula cómo refuerzo de los Sandile salvaje. Igual que en casos anteriores, será complicado que aparezca a la primera.

Autor: Alejandro Ruiz

Compartir este artículo en

Deja un comentario