4 famosas comedias de Netflix con secuelas muy, muy malas

Viernes, 19 de Junio de 2020. 10:58
Si recuerdas la primera, no te arriesgues con la segunda parte.
Si recuerdas la primera, no te arriesgues con la segunda parte.

La sucesión de comedias de Netflix tiene tantos escaparates como posibilidades en lo amplio de su catálogo pero hay una fuente inagotable de películas malas en las secuelas, una repetición constante de la fórmula para sacar billetes que a veces funciona, pero no en estos cuatro casos.

La tendencia actual nos hace explicar que para analizar una película tenemos que surcar todas las capas de la subjetividad y por eso estoy explicándote que ciertas continuaciones me parecieron un bodrio, un intento de sacarnos pasta que conmigo funcionó y por eso quiero avisarte.

No es que vaya a ir a tu casa a apagarte la tele si empiezas a verlas, mi responsabilidad acaba con la última palabra del artículo, pero hay ciertas secuelas que sobrepasan sus límites en la repetición de la trama hasta llegar a niveles que se destrozan a ellas mismas y estos son cuatro ejemplos marcados en Netflix.

DOS POLICÍAS REBELDES 2

Mala, pesada, aburrida, mucho peor que la original e incluso por debajo de la tercera entrega de este 2020 (Bad Boys for Life). No cuestiono el estilo, el humor de una pareja de protagonistas ensalzado con acción es un género muy utilizado que funciona a la perfección...pero debe hacerse bien.

La trama es surrealista, el entorno que la rodea y ciertos chistes también, pero lo más increíble es que Michael Bay sea capaz de alargar a dos horas y media una sucesión de planos espectaculares entre explosiones y persecuciones que aparentan durar cinco horas.

No voy a entrar en el posible desprecio a otras razas con ciertos chistes, algo de lo que se habló mucho en el estreno, pero sí está claro que no hay un especial cuidado en medir la repetición de ese humor, porque satura hasta el hartazgo aunque las primeras ocasiones te puedas reír. Más que una secuela parece una quinta parte. Y mal hecha.

TED 2

La secuela de Ted se hace tan extraña que chirría desde el primer minuto, primero por lo pretencioso de venderse con la corrección que nunca tuvo en la original, pero sobre todo por volver a ser una repetición de gags que en ningún momento tiene un vínculo real con lo que se está contando.

La historia es una excusa como en la gran mayoría de comedias absurdas y el humor grosero funciona a pesar de ser excesivamente repetitivo, pero que una comedia como Ted se te haga larga por intentar buscar la corrección y el alma pura y casta de algún personaje es tan risueño como aburrido, más en ese entorno con chistes de masturbaciones a cada escena.

Hay gagas que funcionna, el CGI vuelve a ser brillante, pero el efecto sorpresa se queda en un intento de darle la vuelta a ciertos personajes para conectar y no, no funciona.

SEXO EN NUEVA YORK 2

En el "no obligatorio a las comedias de más de dos horas" se cuela Sexo en Nueva York 2, un intento más por prolongar la vida de Carrie que rompe el paradigma de esas amigas originales entre aventuras cotidianas para pasar a lo superficial.

No entro en el humor o en los gags porque hay para todos, pero lo que pierde la saga con esta secuela es su esencia: Carrie se convierte en todo lo que criticaba en los años de soltería de sus cerca de 100 episodios en 6 temporadas, Samantha parece un ente ridículo comparado a la mujer capaz de disfrutar su libertad sexual...y el resto están en un vacío segundo plano.

Las chicas se hacen mayores, pero con sta secuela la saga pierde la magia de la serie y de la primera película, donde al menos se mantiene la base de lo que ha hecho famosa las aventuras de las cuatro neoyorquinas.

NIÑOS GRANDES 2

Es un truño galáctico del que solo se salva Shaquille O`Neal con su aparición estelar. La primera parte podía escaparse seas o no seguidor de Adam Sandler, pero es que Niños Grandes 2 es una broma de mal gusto que amplifica la sordidez de todos sus protagonistas para hacerlos mucho más repelente.

Todo está en automático, la trama, los gags e incluso el tono con el que se explota al espectador, porque esto parece más bien que ha sido una pasarela de estrellas para que muchos tengan un día libre (Salma Hayek, Steve Buscemi, Steve Austin, Taylor Lautner) más que algo con lo que nos podamos reír. Y eso duele si has aguantado hasta el final.

*Todas estas comedias de Netflix están en la plataforma excepto Ted 2, que sí tiene a su predecesora en el catálogo actual. Casi que mejor, porque es la que debes de ver para quedarte ahí. Si quieres algo diferente, échale un vistazo a las que hoy día nos parecen las 9 mejores comedias de Netflix en la actualidad.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *