Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Capitana Marvel y sus momentos autoconscientes

*este escrito contiene spoilers*

Desde que se anunciara el fichaje de Brie Larson para dar vida a Capitana Marvel (Anna Boden & Ryan Fleck) en 2017, la reacción del público ha sido intensa. Tanto para bien como para mal, como ya hemos documentado en Planeta Desmarque. Y sus responsables han querido ser juguetones y optar por una leve autoconsciencia, que dialoga con la platea con humor pero queriendo dejar claro que han notado ese odio. Y la conclusión a la que llegan es que los momentos en que Carol/Vers es despreciada o minusvalorada por cuestión de género solo cuando está en la Tierra. Ergo, el machismo es humano y las otras razas alienígenas han evolucionado más allá de ello.

Ya sean los Kree o los Skrull, nadie menta siquiera el hecho de que Carol sea mujer, y cualquier subestimación estriba en el hecho de que sea solo una persona, y por lo tanto incapaz de tanto poder. Una vez llega a la Tierra, un motero se ríe de su atuendo mientras le lanza algún piropo, se nos recuerda la posición de las mujeres piloto en el ejército y se muestran múltiples momentos en su vida terráquea donde se le dijo que no podía hacer algo. No se dice explícitamente, pero la razón es su género y lo que se espera de las mujeres en la sociedad. De hecho, cuando el personaje de Jude Law le lanza el discurso final, que Carol acorta y ante el que sentencia “no tengo que demostrarte nada”, es en la Tierra. ¿Casualidad en una cinta como Capitana Marvel? No lo creo.

El humor de esto viene en un chiste que habrá enervado a más de uno, cuando se escanea el potencial de peligro de varias criaturas en la nave y, tras someter al proceso a un varón humano, Nick Furia, el sensor explica que su grado de amenaza es bajo o más bien nulo. La sala irrumpió en risas con esto, gracias en parte al carisma de Samuel L. Jackson, pero seguro que ha molestado a los detractores más feroces. Aquellos que han rechazado Capitana Marvel desde el comienzo y hoy solo pueden ver cómo amasa dinero y parte del favor del público.

Autor: Adrián González Viña

Compartir este artículo en

Deja un comentario