Skam España y el espejo de la adolescencia

Jueves, 09 de Mayo de 2019. 16:16

Reportar vídeo

El fenómeno Skam (2015-2017) fue una auténtica revolución en media Europa.Esta miniserie de origen noruego recogía el testigo de las series teens que triunfaron a inicios de la década adaptándose a los nuevos tiempos. Con episodios narrados a través de pequeños clips a tiempo real y con las redes sociales como apoyo narrativo, Skam consiguió hacer aquello que llevaba mucho tiempo sin hacerse: conectar con el público adolescente.

Su gran acogida y su impacto internacional hicieron que, una vez finalizó la original, se plantease una adaptación en diferentes países del mundo. Así nacieron Skam Francia, Skam Italia, DRUCK –Alemania-, wtFOCK –Bélgica-, Skam Austin –EE.UU-, Skam NL –Países Bajos- y, por supuesto, Skam España.

 El proceso de adaptación se basó fundamentalmente en dos ideas: mantener los tópicos que se tratan en la serie original y localizar las historias en las culturas que se dan. Es decir, antes de que Skam España existiese se hizo un estudio con adolescentes reales para saber cuáles eran sus inquietudes, sus problemas y sus hábitos. Los resultados de dicho estudio se mezclaron después con las tramas originales y lo que surgió de ahí se materializó en lo que es ahora la serie de Movistar +.

Este interés por querer hacer las cosas lo más verosímil posible hace que Skam España esté, poco a poco, consiguiendo nuevos seguidores en nuestro país. El público que ya siguió la original está redescubriendo la historia desde un nuevo prisma, y quienes llegan nuevos, se están quedando porque la serie es un espejo de sus vivencias.

Skam España no se toma a broma la juventud, ni la exagera. No sexualiza a sus protagonistas, la gran mayoría chicas, y no hace de menos las problemáticas a las que se enfrentan. Logran que estas sean reales, tomen malas decisiones, aprendan y fallen. Respetan a este sector de la sociedad a menudo denostado, visto desde la altura moral de los adultos, situándose a ras de suelo. Y eso se traduce en apoyo y cientos de mensajes de agradecimiento a la serie.

El éxito de Skam España y su apuesta por la divergencia narrativa

El formato Skam está muy delimitado y marcado. A pesar de tener características propias según las culturas, las adaptaciones de la original noruega han seguido un patrón. Si hablamos por la temporada protagonizada por Eva, por ejemplo, sabemos que es una temporada en la que veremos varios elementos comunes.

Es por ello que en Skam España llamaba la atención la ausencia de un personaje en concreto: el tímido Isak. Isak es el protagonista de la tercera temporada de la original, siendo el único chico que tiene una historia propia. En ella se exploran temas como la orientación e identidad sexual, la homofobia, la salud mental o el primer amor. Cuando conocimos al squad español la gran pregunta fue ¿y quién es Isak? ¿Cuándo veremos su historia?

Nadie parecía responder al perfil del personaje. Y mucho menos Cris. La desenfada del grupo ha resultado ser la agradable sorpresa de la adaptación patria. Su historia se ha desarrollado con paralelismos a la de Isak, pero aportado frescura y una nueva perspectiva. En esta ocasión lo que se explora es la bisexualidad, con dos chicas en el foco de la historia y con una dinámica diferente en la relación estrella de la serie.

A diferencia del resto de países, que se han mantenido fiel a la esencia de Isak, en esta se ha apostado por la divergencia narrativa respecto a la original. Y la jugada les ha salido fenomenal.

Adelantándose una temporada, la historia de Cris y Joana ha llegado con fuerza llamando la atención a un público falto de representación. Cientos de chicas comentan a diario los clips mientras revisan las redes sociales de los personajes. Son tendencia en Youtube, trending topic en Twitter y las cuentas de Instagram cuentan con miles de seguidores. Skam España se está convirtiendo en todo un éxito de manera paulatina y silenciosa.

Lo mejor es que lo está haciendo manteniendo el equilibrio entre el material de base e ideas originales. Se reconocen a los personajes de la noruega en la versión española. Vemos algo de Noora en Nora, y a Sana en Amira, pero ni Nora, ni Amira son calcos idénticos. Lucas es una maravilla de personaje que tiene ciertos toques de Eskild, pero no es igual. Y Cris ha demostrado en su temporada individual la profundidad que tiene el personaje, con una vulnerabilidad impensable en su primera temporada. Ella es, sin duda, lo más original respecto al resto de Skam y es una suerte que podamos disfrutarla.

La serie se puede seguir al completo en su página web.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *