Wandavision revela toda la verdad: De Mónica Rambeau a Westview

Mónica Rambeau se las ve frente a una Wanda que niega la verdad
Mónica Rambeau se las ve frente a una Wanda que niega la verdad

Durante tres episodios casi completos, Wandavision había jugado con nosotros a su antojo. Una trampa dentro de una trampa y a la que nadie sabía darle sentido. Todo hasta el 'episodio 4: Interrumpimos este programa', de este viernes 29 de enero, en el que parece haberse desvelado toda la verdad.

Con más de media serie todavía por delante, Wandavision va con todo y a un ritmo frenético, pues si la semana pasada terminábamos con mención a Pietro y Ultrón, hoy le damos sentido al personaje de Geraldine, que al fin confirma su verdadera identidad como Mónica Rambeau, hija de María Rambeau, y a quienes ya conocimos en Capitana Marvel. Todo en una fascinante escena en la que somos testigos del final del lapso tras el chasquido de Hulk que hizo regresar a todos los desaparecidos.

Las claves reveladas en Wandavision

Empecemos por el principio. Ante la duda sobre cuándo transcurría exactamente la serie, ya tenemos respuesta: tres semanas después del lapso. Que es el tiempo que tarda Mónica en volver por las oficinas de S.W.O.R.D y en el que la asignan al reciente caso de la desaparición del pueblo de Westview. Y al inicio de la sitcom de Wanda Maximoff.

Por tanto Wanda no está 'desaparecida' como se creía, si no que está viva recién finalizada la batalla contra Thanos. No así Visión, cuyas teorías más positivas (Shuri tiene los datos en su mente en Wakanda) parecen esfumarse con la serie. Una verdad que tampoco acepta Wanda, negando y con ello alterando la realidad del pueblo como con el apicultor o tras la tétrica imagen de su amado sin la gema. Visión le propone irse de allí pues pueden ir dónde quieran, a lo que Wanda responde: "No, no podemos, este es nuestro hogar... lo tengo todo controlado", curiosa frase, cuando el lema del pueblo que podemos leer en el cartel es: "Westview: el hogar es aquel que construyes tú".

Todo gira en torno a esa construcción de Wanda, evadiéndose por completo de la realidad y alterando todo a su antojo, incluso influenciando en las mentes de las gentes de alrededor para evitar que se acerquen por allí, cosa que no logra desde luego, siendo descubierta tanto por Mónica Rambeau como por el agente Woo del F.B.I (cuyos trucos de cartas aprendidos en Ant-Man ya le salen bien) y a la doctora Darcy Lewis, por si no nos identificábamos ya lo suficiente con el sello de Marvel Studios.

Mucho se ha dudado sobre si todo era un sueño de Wanda, o alguien estaba jugando con su cerebro. De hecho Woo le pregunta directamente que quién le está haciendo esto. Pero tras la expulsión de Mónica del pueblo, todo parece más claro. Wanda ha perdido el juicio, y su camino en el Universo Cinematográfico Marvel va encaminado a los que muchos se temían.

Y de postre hay que hablar de Photon. En las oficinas de S.W.O.R.D vemos el cartel de María 'Photon' Rambeau. Una pequeña licencia en este UCM, pues en los cómics es Mónica quien adquiere superpoderes y pasa a llamarse de ese modo, antes de ser también conocida más adelante como Capitana Marvel, llegando a liderar a los Vengadores. Un guiño sutil, pero que señala a que Mónica siga los pasos de su madre, y no solo en lo burocrático o en el terreno aéreo y espacial. Hay Mónica para rato en este UCM, y esto es solo el principio.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *