Notificaciones
hoy
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F

Loki brilla en su estreno, de El Ministerio del Tiempo a Wandavisión

loki_estreno.jpg
loki_estreno.jpg

Como cabía esperar, Loki ha vuelto a traer la locura al universo de Marvel Studios. Sus guionistas y productores van siglos por delante nuestra, y cuando creíamos que ya nada podía superar lo anterior, siguen sacándose otro producto genuino de la manga.

Pero por el momento es todo una mera ilusión. El Dios del engaño juega con nosotros, y eso nos encanta sobremanera. Pero de postre, toda una amalgama de regalos confusos que bien nos recuerda a los aciertos y errores de Wandavisión, según el lado del prisma desde el que cada uno viese esos primeros episodios. Y por supuesto, con un sabor para la comunidad española a esa nostalgia de un Ministerio del Tiempo que trabaja para que la línea temporal no se desdibuje, generando líneas alternativas.

Todo empieza donde lo dejamos. Nueva York, 2012. Loki escapa con el teseracto y... ojo a los spoilers... y termina en el desierto Gobi de Mongolia en un plano que nos recuerda al inicio de Marvel Studios, con Tony Stark en su armadura hundido en la arena con partes de la misma desperdigadas a su alrededor. Aunque sin tiempo, ya nos meten en acción presentándonos toda una maravillosa pesadilla burocrática al estilo la casa que enloquece de Las 12 pruebas de Astérix.

La sede gubernamental de aquellos que se encargan de proteger la línea de los guardianes del tiempo, y que ya le mostrase la Anciana a Bruce Banner en Vengadores: Endgame. Un lugar tan retro como futurista en la que el Loki de 2012 debe enfrentarse a su nada glorioso propósito. Viendo como es relegado a un papel secundario, pues esta nunca fue su historia, siendo testigo desde la muerte de su madre, a la reconciliación con Thor, y su sacrificio a manos de Thanos.

Y de postre, el recuerdo al aún desaparecido D.B. Cooper, la aparición de unas inútiles gemas del infinito (espera, ¿qué?), o incluso el primer plano travieso de Marvel Studios mostrando a Mefisto, aunque se tratase de una representación del diablo en una iglesia. Y esto no ha hecho más que empezar...

El primer guiño a Mefisto, otro juego de Loki
El primer guiño a Mefisto, otro juego de Loki
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *