Banner sky izqdo

Banner Sky Dcho

Opinión | Emmys 2016: los mejores discursos de la gala

Uno de los momentos preferidos de la gala de los Emmys es el de la subida al escenario del actor o actriz del momento recogiendo su premio. Para algunos ese premio es el reconocimiento a años de trabajo, para otros suponen un hito y una sorpresa, e incluso los hay que suben año tras año. Sus discursos, algunos pensados y preparados con anterioridad y otros completamente espontáneos, son objeto de escrutinio por parte de aficionados y expertos.

Los discursos de los Emmy han estado teñidos estos años de carácter reivindicativo, especialmente en el ámbito social. A título personal, uno de mis favoritos es el que realizó Viola Davis tras recibir el premio a mejor actriz dramática por How To Get Away With Murder. La intérprete agradecía la oportunidad dada para dar vida a un personaje realmente complejo y denunciaba, a la misma vez, la falta de oportunidades a las minorías dentro de Hollywood.

Este año mi favorito es también el de otra actriz, en este caso Sarah Paulson, quien dedicaba sabias palabras a la auténtica Marcia Clark, abogada a la que interpreta en la ficción American Crime Story. En este pequeño resumen, he aquí los cuatro mejores discursos de la noche:

SARAH PAULSON

Una nerviosa Sarah Paulson se acercó al micro con su merecidísimo premio en la mano y comenzó su discurso de la manera tradicional: agradecimientos al equipo de la serie, por confiar en ella, a los guionistas, directores y amigos implicados en su carrera.

Seguidamente, la actriz se cuadró de hombros y dedicó el tiempo restante a darle las gracias a Marcia Clark, puntualizando lo complicado que es interpretar a una persona real, debido a que se necesita hacerlo desde el respeto. Paulson añadió que cuanto más leía sobre ella, más cosas aprendía y más veía sobre la verdadera persona y no el personaje que vendió la televisión. Finalizaba el homenaje con un sincero ‘lo siento’, debido al trato sexista y profundamente machista que la auténtica Clark sufrió en el pasado. Terminó el discurso dándole las gracias a Ryan Murphy, director que la ha convertido en su musa, y regalándole un te quiero a Holland Taylor, su actual pareja.

RAMI MALEK

El actor protagonista de Mr. Robot era la primera vez que subía al escenario del Microsoft Theatre. Malek conseguía este año también su primera nominación al Emmy, y lo cierto es que lo suyo ha sido llegar y besar el santo. Su papel de hacker con problemas de ansiedad social es uno de los más interesantes de la pequeña pantalla, y lo cierto es que el actor borda una actuación complejísima.

Su premio fue uno de los más merecidos de la noche, pero ¿cómo fue su discurso? Sin duda alguna uno de los más anecdóticos. Malek comenzó con un “por favor, decidme que vosotros también veis esto” en alusión a su personaje, cuyas alucinaciones le dificultan discernir realidad e imaginación. Luego prosiguió con los agradecimientos a la serie y a su visionario director, Sam Esmail, para terminar con un poderoso mensaje: honrar a personas como Elliot, recordar que existen y recordar también que, aunque no lo creamos, todos tenemos un poco de él en nuestro carácter.

JEFFREY TAMBOR

Al igual que hizo el año pasado, Jeffrey Tambor logró volver a emocionar con un discurso repleto de intenciones, de mensaje directo y claro, sabiendo perfectamente a quién dedicarle el premio. El actor, que interpreta en la serie Transparent a Maura Pfefferman, una mujer transexual, se dirigió directamente a directores, guionistas, productores, jefes de las cadenas…para realizar una petición: mostrar a más personas transgénero y transexuales en la pantalla. No necesitó de más segundos, ni de un discurso prefabricado sino que fue claro y conciso. El mejor ejemplo de lo que es un aliado en la lucha trans.

JILL SOLLOWAY

¡Acabar con el patriarcado! Es fue el mensaje que quiso transmitir Jill Solloway, creadora de Transparent, cuando recogió el premio. Su discurso es sin duda uno de los más optimistas y esperanzadores de la noche, por no decir de la historia de los Emmy. La guionista, directora y showrunner de la serie habló de la televisión como herramienta, como ventana a mundos posibles y como elemento de lucha para expandir, dar a conocer y defender a diferentes comunidades olvidadas tradicionalmente en la televisión. Una televisión con aires de revolución, de lucha por los Derechos Civiles y de lucha Feminista.

Transparent habla, como bien dice ella, de personas de muy diversos orígenes: judíos, queers, trans…y consigue ponerlos de protagonistas, algo inusual hasta tan solo un par de años. Jill Solloway es la consagración de lo que hasta hace poco era poco más que un ideal utópico. Su discurso nos recuerda que series como la suya existen, y que poco a poco, la televisión va adquiriendo la diversidad que necesitaba.

Mención especial se merecen Aziz Ansari, con un discurso profundamente político, Julia Louis-Dreyfus quien le dio un rapapolvo a la política norteamericana y a Donald Trump en particular, y Tatiana Maslany, a quien le temblaba la voz de la emoción tras sostener el esperadísimo premio.

Autor: Melania Morillo

Compartir este artículo en

Deja un comentario