Operación Triunfo impone una medida extrema en su nueva academia

Jueves, 09 de Enero de 2020. 14:25

Reportar vídeo

Operación Triunfo vuelve el próximo domingo 12 de enero con su edición 2020, en la que el formato del programa cambiará casi por completo. Y decimos casi por completo porque sigue siendo un programa sobre promesas musicales, pero casi todo alrededor de las galas cambiará. Además, se ha añadido una nueva medida que ha causado auténtica conmoción en las redes sociales.

La academia de Operación Triunfo cambiará todos sus horarios. Las galas pasan a ser los domingos, moviendo el reparto de temas, los pases de micro y el chat. Pero las mayores novedades afectarán a las galas. A partir de esta misma edición, las galas no tendrán límite de nominados, por lo que el jurado podrá decidir cuántos concursantes tienen que enfrentarse a la expulsión.

Referente a la expulsión ha surgido la medida más polémica de cuantas se ha hablado en la rueda de prensa previa al inicio del concurso. En un intento de dotar al concurso de una cara más emocional aún, el concursante expulsado en cada gala solo podrá despedirse de uno solo de sus compañeros. Lo hará durante la entrevista en solitario que tendrá con Noemí Galera después de serle comunicada su expulsión. Esto no ha gustado demasiado a los fans, que piensan que los concursantes ya tienen bastante presión encima.

Ver esta publicación en Instagram

Os presentamos a la familia de #OT2020 ❤️ Profesores, jurado, @robertolealg, @manuguix y @noegalera ya están preparadxs para empezar la aventura 📺 💥

Una publicación compartida de OT 2020 (@operaciontriunfo) el


Y es que en esta nueva edición, además de no haber límite de nominados, ya no habrá manera de conseguir inmunidad. El público podrá seguir escogiendo a su favorito en cada gala, pero éste ganará privilegios especiales durante la semana en lugar de ser librado automáticamente de una posible expulsión. Además, las canciones grupales serán más importantes, puesto que también serán puntuadas por el jurado. Los concursantes no tendrán un respiro.

A cambio, una gran ventaja para ellos será la ausencia de una única discográfica con la que trabajar cuando acabe el concurso. En su lugar, con el paso de las semanas se abrirá una especie de draft para que cualquier discográfica opte por fichar a cualquier concursante. Éstos, además, estarán asesorados por profesionales del sector y podrán empezar a trabajar en su propia música durante su tiempo en la academia.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *