Recordando a Carrie Fisher y sus mejores escenas en Star Wars

Viernes, 27 de Diciembre de 2019. 14:20

Reportar vídeo

Hace 3 años nos dejaba Carrie Fisher, nuestra Leia en Star Wars, tras sufrir un infarto masivo a consecuencia de un apnea de sueño. Tan solo un día después, su madre, la siempre recordada Debbie Reynolds fallecía también. Dos pérdidas que sumieron en luto no solo a su familia, sino a medio mundo.

Un año después de que nos dejara se estrenaba la última película de Fisher, Los últimos Jedi. El papel de la General Leia Organa era fundamental en la película y su historia no había terminado.. para El Ascenso de Skywalker tuvieron que tirar de escenas eliminadas y de creatividad para darle a uno de los personajes más míticas de la historia del cine, el final cerrado que se merecía.

A pesar de sus rangos y de los distintos apellidos que a los hubiera podido optar, siempre la recordaremos como la Princesa Leia, ese personaje femenino que ayudó a sentar las bases del empoderamiento femenino en el cine actual.

El último de los momentos que recordaré a continuación es un SPOILER de El Ascenso de Skywalker, así que si aún no la has visto te recomiendo no llegar hasta el final.

"Ayúdame Obi-wan Kenobi, eres mi única esperanza"

Se podría decir que este mensaje es el comienzo de toda la historia contada en la saga Skywalker. Un auxilio grabado por Leia y retransmitido por R2D2 que es trascendental, el detonante para el comienzo de la aventura de Luke Skywalker. Todos recordamos esta frase, todos la hemos usado en alguna ocasión.

Una princesa que no necesita ser salvada

Prisionera de Vader, Leia aguarda en su celda la oportunidad de poder escapar o ser liberada. Luke y Han Solo llegan disfrazados de soldados para salvarla; "¿no eres un poco bajo para ser un soldado imperial?", los supuestos héroes no tienen un verdadero plan de escape por lo que la princesa acaba tomando las riendas de su propio rescate, blaster en mano y encontrando una vía de escape.

La muerte de Jabba de Hutt

En El Retorno del Jedi, Leia se convierte en la esclava del traficante Hutt. Sus posibilidades de escapar son nulas sin ninguna ayuda, por lo que cuando su hermano y amigos llegan para rescatarla, aprovecha la distracción del revuelo causando para poner fin con sus propias manos a quien la había esclavizado, ahogándolo con sus propias cadenas. Una de las mejores escenas de toda la saga Star Wars, a pesar de suponer un momento de hipersexualización del personaje (por sus ropas) que no sentó del todo bien a Carrie Fisher con el paso de los años.

Leia sabe usar la fuerza

Aunque es algo que debería intuirse desde un principio al ser hija de quien es, no es hasta Los últimos Jedi cuando la vemos utilizarla como lo haría un jedi. La nave en la que viaja es destruida y, a pesar de verse todo perdido, Leia utiliza la fuerza para llegar a otra nave y escapar del vacío del espacio.

Leia Organa en Star Wars: Una nueva esperanza (Foto: Disney)
Leia Organa en Star Wars: Una nueva esperanza (Foto: Disney)

Leia en El Ascenso de Skywalker

No pudimos ver lo suficiente de ella debido a que, como ya he mencionado antes, la actriz no estaba ya entre nosotros. Sin embargo, la fuerza y el poder de este personaje han seguido muy vivos hasta el final de la saga. En el Episodio IX, Leia no solo sigue liderando como General a la Resistencia en su lucha contra la Primera Orden, sino que también usa sus conocimientos de la fuerza para interferir en la lucha entre Rey y Kylo Ren; sus últimas fuerzas, nunca mejor dicho, las destina en hacer que no se maten entre ellos. Un último sacrificio que cambia por completo el destino de su hijo.

También me gustaría destacar el flashback de los hermanos Skywalker, entrenando como jedi, una faceta nunca antes vista de Leia y que da aún más sentido si sabe a la anterior entrega de la saga.

Princesa, senadora, diplomática, líder, general. Organa, Skywalker e incluso Solo. Leia, nuestra guerrera favorita desde 1977. Gracias Carrie Fisher, una vez más, por ella.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *